CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN DE LA APBA
Dársena de la Galerilla

El Fondo de Accesibilidad centra el debate de la convocatoria 


El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) reunido ayer en sesión ordinaria ha conocido el desarrollo de la actividad de los muelles hasta el mes de mayo, caracterizado por un crecimiento generalizado de todos los tráficos, sumando un Tráfico Total de 40´8 millones de toneladas de mercancías (+12´9%), 26´8 millones de toneladas de Mercancía General (+11´5%),  y 132.123 camiones (+11´8%), entre otras magnitudes.

El Tráfico de Contenedores acumula hasta mayo 1.947.908 Teus (+13´9%). Los Graneles Líquidos suman 10´9 millones de toneladas de productos (14´5%). En cuanto al suministro de combustible a buques o bunkering en el Puerto Bahía de Algeciras, los cinco primeros meses del año arrojan un aumento del 39´3%, con 1.397.235 toneladas de productos suministrados. Por su parte, los Graneles Sólidos, retoman el signo positivo, con 609.726 toneladas (+11´9%).

La descarga de pesca fresca en Lonja fue de 254 toneladas, un 4´2% más. El tráfico de pasajeros en las líneas marítimas del Estrecho se sitúa en 1.693.936 personas (+2%), mientras que el embarque de vehículos suma 354.908 unidades (-4´8%).

Cuentas


Asimismo el Consejo ha aprobado las cuentas del ejercicio 2013, en el que disminuyeron un 3´15% los ingresos (98´7 millones de euros) a pesar del crecimiento de la actividad portuaria. Como ha explicado el presidente de la APBA, Manuel Morón, la disminución de los ingresos se debe al aumento de las bonificaciones aplicadas por la Autoridad Portuaria, esfuerzo que continúa en 2014 con el objetivo de favorecer el aumento de actividad y el empleo. En 2013 también bajaron los gastos un 0´6%, hasta los 65´7 millones de euros, como consecuencia de una mayor contención de los mismos. Como consecuencia de lo anterior, el Resultado de Explotación de la APBA en 2013 fue de 33 millones de euros, un 7´9% menos que el año anterior.

Frío


En el apartado de concesiones, el Consejo ha aprobado –entre otras- tanto la solicitada por Agro Merchans European Holdings para la construcción y explotación de una nueva terminal frigorífica en el Muelle de Isla Verde del Puerto de Algeciras, como la de la empresa Almacenamiento Frío y Logística del Sur, para la ampliación de su actual concesión. En el primero de los casos la concesión afecta a una parcela de 9.939 metros cuadrados, en el segundo, a 1.805 metros cuadrados.

Concesiones


Respecto a la concesión de Endesa Generación, el Consejo ha declarado de “relevancia” la modificación de la actual concesión para la construcción de una terminal de graneles líquidos (VTTA) y su remisión al Organismo Público Puertos del Estado (OPPE) para que éste emita el correspondiente informe vinculante. Es la segunda vez que el Consejo realiza este trámite, debido a los cambios producidos en los planteamientos iniciales. No obstante, como ha explicado el presidente de la APBA, para el otorgamiento de la concesión, aún es necesario el informe del OPPE. 

Otra autorización aprobada hoy ha sido la de Total Terminal International Algeciras (TTIA) para la ocupación de 4 hectáreas en Isla Verde Exterior destinadas a inspección y limpieza de contenedores.
En cuanto a los concursos, el Consejo ha declarado desierto el concurso para la prestación del servicio comercial de la Lonja de Algeciras.

Fondo de Accesibilidad


El debate en la reunión ha estado protagonizado por el Fondo de Accesibilidad anunciado por el Ministerio de Fomento a los presidentes de los puertos españoles el pasado 6 de junio y por el que las autoridades portuarias deberán aportar al mismo el 50% de sus beneficios anuales. En este sentido el  presidente de la APBA ha dado cuenta hoy al Consejo de Administración de las medidas para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia aprobadas por el Consejo de Ministros ese mismo día que afectan a los puertos, como son el citado Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, y el aumento de los plazos de las concesiones de 35 a 50 años.

En el primero de los casos, el presidente de la APBA ha advertido del “agravio” que supondrá para el Puerto de Algeciras, aumentando los “enormes” desequilibrios ya existentes en materia ferroviaria con relación a otros puertos, y agravados especialmente en los tres últimos Presupuestos Generales del Estado en los que el ramal costero del Corredor Mediterráneo ha recibido en esos tres ejercicios asignaciones presupuestarias por un total de 3.363 millones de euros, mientras que el ramal central del Corredor Mediterráneo (Algeciras-Bobadilla-Córdoba-Madrid-Zaragoza-Tarragona), el que necesita el Puerto de Algeciras, solo ha recibido 65 millones de euros, de los que hasta la fecha no se ha ejecutado ni un solo millón. Por ello, el Consejo ha respaldado el escrito dirigido al OPPE en el que la APBA solicita que antes de poner en marcha el Fondo, se corrijan, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, los desequilibrios existentes. En el caso de los accesos ferroviarios al Puerto de Algeciras, sólo se podrá aplicar dicho Fondo al kilómetro que separa el puerto de la estación de Algeciras, pues el resto del ramo Algeciras-Bobadilla es de tráfico mixto (pasajeros y mercancías). Como consecuencia de ello, como ha afirmado el presidente de la institición portuaria, “Algeciras, uno de los puertos con peor conexión ferroviaria, sería uno de los que más aportaría al Fondo y, sin embargo, uno de los que menos lo podrían utilizar, o lo que es lo mismo, Algeciras terminará financiando la mejora de los accesos a otros puertos competidores que ya tienen mejores conexiones ferroviarias”. “Todo un nuevo agravio para nuestro puerto”, ha concluido el presidente.

En el caso de las concesiones, la medida es, por el contrario, “especialmente positiva” para Algeciras. Se trata de medidas aplicables a las nuevas concesiones y también a las actuales, en este caso, con contraprestaciones. En este sentido, Manuel Morón ha señalado que desde la APBA y con el respaldo de su Consejo de Administración, se va a solicitar al OPPE que estas contraprestaciones sean lo menos gravosas posibles para los actuales concesionarios que acumulan una serie de años resistiendo la crisis.