Paseo de Cornisa

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) ha comenzado la retirada de las vallas provisionales que delimitaban un tramo del Paseo de Cornisa, una vez que ha apreciado la ausencia de nuevos desprendimientos en el talud. En su lugar, se dará continuidad al murete de gaviones que acota el paseo tras la reforma ejecutada por la institución portuaria en 2011. Se trata de una inversión de 18.000 euros que completa los trabajos de reparación acometidos tras los destrozos provocados en el Paseo de Cornisa por las lluvias del pasado invierno. Las obras concluirán esta misma semana.

El tramo afectado es el que discurre próximo a los restos de la antigua Torrealmirante, donde tras los trabajos de refuerzo del talud, este ha seguido siendo objeto de seguimiento.

El Paseo de Cornisa fue construido por la institución portuaria con el objetivo de mejorar el borde marítimo y portuario de Algeciras, permitiendo además establecer una nueva vía de acceso desde el centro de la ciudad hasta la Playa del Rinconcillo a través de un camino peatonal de más de un kilómetro. Posteriormente el paseo fue remodelado por la APBA en 2006 con el apoyo de la empresa portuaria Dramar Andalucía, revitalizando la zona y dotándola de nuevos usos; y reformado en 2011 tras los citados destrozos provocados por las lluvias torrenciales que han afectado a la comarca en los dos últimos inviernos. Desde el Paseo de Cornisa, sus usuarios enlazan sin interrupción con el Paseo Pérez Arriete, y el Paseo Marítimo de Ribera del Llano Amarillo, ambos igualmente construidos por la APBA.  En la actualidad la Autoridad Portuaria viene trabajando en el diseño para unir este circuito con la Avenida Virgen del Carmen y para dar continuidad al carril bici a través del Acceso Central.

El Paseo de Cornisa fue una de las actuaciones puerto-ciudad que llevaron al Puerto de Algeciras a ser finalista en 2009 de la I edición del Premio de Integración Social de los enclaves portuarios, convocado por la Organización Europea de Puertos (ESPO).