80 millones de toneladas y más de 3´5 millones de contenedores

-          “No podemos errar en las grandes decisiones”, advierte Morón  -

El Puerto Bahía de Algeciras cerrará 2011 con un Tráfico Total de mercancías cercano a los 80 millones de toneladas (+13%), 10 millones de toneladas más que en el ejercicio anterior, lo que supone el mayor crecimiento de actividad de su historia. Así lo ha confirmado hoy el presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Manuel Morón, durante un encuentro con los medios de comunicación celebrado esta mañana. Son datos de cierre aún estimados, que desglosados arrojan un Tráfico de Contenedores de más de 3´5 millones de TEU’s (+25%); 49,5 millones de toneladas de Mercancía General, casi un 23 % más que el año anterior; 3´5 millones de toneladas de Avituallamiento (+17%), de las que 2´5 corresponderían a suministro de productos petrolíferos a buques o bunkering (+22%); y un Tráfico de Camiones con mercancía de importación y exportación en las líneas del Estrecho (Algeciras-Ceuta y Algeciras-Tánger Med) que se espera que alcance las 222.000 unidades (+12%). Los graneles sólidos cerrarán el ejercicio con una cifra ligeramente superior a la de 2010, rondando los 1´5 millones de toneladas. Los únicos signos negativos los presentan, por un lado, los Graneles Líquidos, que con una cifra de 22´7 millones de toneladas se quedarán aproximadamente un 4 % por debajo del ejercicio anterior -en 2010 se registró un incremento inusual de graneles líquidos debido a diversas circunstancias en el puerto de Huelva- y, por otro, los Pasajeros y Vehículos en régimen de pasaje. En el primero de estos dos últimos tráficos 2011 cerrará con unos 4´5 millones de pasajeros (-6%) y, en cuanto a los vehículos, el descenso sería algo menor y la cifra de cierre se estima en 1.312.000 unidades (-4%). En cuanto al número de buques entrados a puerto, descienden a unas 28.000 unidades (-5%), si bien las Toneladas de Registro Bruto (TRB) -que indican el tamaño de los buques- crecerán casi un 11% hasta llegar a los 330 millones de TRB. Los astilleros de Cernaval, que atendieron el año pasado a 39 buques, van a cerrar este año con 54 buques reparados (+38%), y el nuevo varadero de Isla Verde (El Rodeo) pasó de 382 embarcaciones reparadas en 2010 a 494 en 2011 (+29%).

Ante estos magníficos resultados Manuel Morón no ha querido dejar pasar la oportunidad para felicitar a los trabajadores y las empresas que operan en el Puerto de Algeciras, así como a la plantilla de la APBA. Morón ha querido también agradecer a los medios de comunicación su continua atención a los asuntos portuarios y su “valiosa contribución a la mejora de la gestión portuaria a través de sus críticas y sus comentarios”.
Las cuentas de la APBA
En su repaso de 2011, el presidente de la Autoridad Portuaria también ha destacado que a pesar de estos importantes aumentos de actividad, los ingresos de la APBA “no sólo no crecen, sino que disminuyen hasta en un 12 % respecto al ejercicio anterior, situándose en unas cifras, todavía provisionales y sin auditar, de 79,2 millones de euros, frente a los 89,5 millones del ejercicio anterior”. Como ha explicado Morón, este descenso en los ingresos pone de manifiesto el enorme esfuerzo realizado por la institución portuaria para abaratar las tasas y hacer el puerto de Algeciras más competitivo. Este abaratamiento de las tasas se ha podido llevar a cabo gracias a la nueva Ley de Puertos, en cuya aplicación la APBA no ha dudado en hacer uso de las máximas bonificaciones permitidas, así como a que la situación económica y financiera de la Autoridad Portuaria “se encontraba bastante saneada, gracias a los buenos ejercicios precedentes”. La fortaleza de las cuentas ha permitido a la institución portuaria reducir considerablemente sus ingresos por tasas “en un momento en que había que abaratar los costes para hacer frente a la fuerte competencia del Estrecho, sin que ello haya afectado ni al empleo, ni a nuestro programa de inversiones, ni a nuestra liquidez ni a nuestra solvencia”. En este sentido, para que este esfuerzo de la APBA no resulte baldío y tenga efectos positivos sobre la actividad del puerto, Manuel Morón ha querido incidir una vez más en que “debe ir acompañado necesariamente de otros esfuerzos análogos por parte de todos los demás agentes portuarios: principalmente, estibadores, prácticos, remolcadores y el resto de empresas de servicios portuarios”.
Respecto a los próximos años, ha afirmado que “vivimos unos momentos cruciales, vitales, trascendentales” para el futuro del Puerto de Algeciras. Para entenderlo ha recordado asuntos como que Maersk, la primera naviera del mundo en tráfico de contenedores, haya vuelto a confiar en Algeciras o que el próximo marzo Hanjin deba decidir si opta o no a la fase B de Isla Verde Exterior. En el apartado de Graneles Líquidos, las obras de Vopak avanzan a buen ritmo y podrían entrar en funcionamiento a finales de 2012, a la vez que la empresa ya está realizando un estudio de viabilidad para la ampliación de su proyecto original; mientras que CLH ha acometido su ampliación durante el año que acaba. Por otro lado, la actividad de reparaciones de buques se consolida; y en tierra, el escenario de las conexiones ferroviarias “parece aclararse” con la apuesta de la Comisión Europea por el EJE 3 (Algeciras-Bobadilla-Madrid-Zaragoza-Tarragona-…).
Más empleo
Por todo ello, Manuel Morón ha dejado muy claro que “el Puerto de Algeciras no puede errar” en las grandes decisiones que debe tomar en 2012 y siguientes, motivo por el que la institución portuaria se encuentra realizando una profunda reflexión sobre el futuro del puerto mediante la elaboración de un nuevo Plan Estratégico “en el que ya se está trabajando con la ayuda de un grupo de expertos externos y con la valiosa e inestimable aportación y experiencia de todos los sectores de nuestra propia comunidad portuaria”. El objetivo de la iniciativa es que el Puerto de Algeciras siga siendo una fuente “importante e inagotable de creación de riqueza y de empleo porque, ante la grave situación de desempleo por la que atraviesa nuestro país y nuestra comarca, el Puerto de Algeciras está obligado a explotar al máximo las grandes potencialidades de creación de empleo que todavía tiene”.
Entre esas cuestiones a las que hay que dar una respuesta acertada y certera, el presidente plantea, en relación con el futuro del contenedor en el Puerto de Algeciras, si será necesario más espacio en Isla Verde Exterior y si el puerto será capaz de abaratar los costes “para no tener que depender en el futuro de lo que hagan otros puertos”; así mismo, la forma de atender la fuerte demanda de operadores de graneles líquidos existente en la actualidad; la defensa del “apetitoso” tráfico de camiones del puente marítimo del Estrecho, ahora objeto de una fuerte competencia; o si las nuevas explanadas que se dedicarán a este último tráfico en el antiguo muelle de Isla Verde y las continuas mejoras del Puesto de Inspección Fronteriza, serán suficientes para seguir manteniento una oferta imbatible o, por el contrario, habrá que actuar también sobre los costes que afectan a este tráfico. En relación a los tráficos de Bahía, el reto está en la puesta en marcha de un antepuerto exterior que permita optimizar la utilización de los escasos espacios de fondeo que quedan en Bahía; y qué debe hacer el puerto con las explanadas de Campamento y con la creciente actividad de reparaciones de buques. Respecto a la ampliación del Puerto de Tarifa, Morón ha puesto el acento en la preocupación existente entre los responsables de la modernización de Tánger Ciudad -cuya remodelación avanza a pasos agigantados- porque Tarifa no pueda dar respuesta adecuada al importante incremento de tráfico que se prevé entre estas dos ciudades. La última de las cuestiones a las que hay que dar respuesta se refiere a las relaciones puerto-ciudad, sobre la que Manuel Morón también ansía una fórmula que indique “¿qué debemos corregir, qué debemos hacer, qué política debemos seguir para conseguir, de una vez por todas, la deseada integración de nuestro puerto en los cinco municipios con los que limita nuestra zona de servicio?”.