Puerto Bahía de Algeciras

La naviera danesa Maersk, la principal compañía de transporte marítimo mercante del mundo, ha negado que su nuevo servicio entre China y Europa, con límites diarios de admisión de reparto, esté diseñado para monopolizar las rutas entre ambos continentes. 

Según recoge hoy la agencia oficial Xinhua, la agente comercial jefe de Maersk, Hanne Sorensen, aseguró a la prensa local en la ciudad portuaria de Qingdao (este de China) que su nuevo servicio "Maersk a diario", en funcionamiento desde el pasado 24 de octubre, es sólo una estrategia para sobrevivir en un mercado cada vez más competitivo. 

El servicio aporta una primicia en el sector naval, ya que garantiza un mismo tiempo de transporte para cada contenedor, independientemente de en qué buque vaya, a través de un sistema de límites de admisión de reparto que se harán a diario, cuando lo habitual hasta la fecha es hacerlo dos o tres veces por semana. 

El límite de admisión de reparto es el instante límite a partir del cual ya no se permite la entrada de nuevos repartos en la hoja de ruta de los buques, por lo que los contenedores tienen que esperar al siguiente barco y, así, al siguiente día de reparto. 

Maersk, que cuenta con 70 buques en la ruta China-Europa, la más transitada del mundo, ha decidido comprometer en ella los suficientes navíos como para garantizar límites de admisión diarios, lo que otras navieras y analistas han visto con recelos de que pueda ser un intento de eliminar a los competidores con una flota menor. 

Cuestionada en este sentido por los medios chinos, la responsable de la mayor naviera mundial replicó que "si no podemos ofrecer productos valiosos a nuestros clientes, puede que no seamos capaces de sobrevivir en este sector en el actual período de escaso mercado", dado el impacto de la crisis mundial en el comercio. 

"Hemos trabajado muy duro para encontrar un producto que aporte valor a nuestros clientes de manera que prefieran las líneas de Maersk", explicó Sorensen. 

El nuevo servicio con cortes de control diarios de la naviera beneficia a sus rutas entre los puertos de Ningbo, Shanghái y Yantian (China), Tanjung Pelepas (Malasia) y Felixtowe (Reino Unido) Rotterdam (Holanda) y Bremerhaven (Alemania). 

Sorensen dijo que en el corto plazo el servicio no se ampliará a más puertos, y añadió que, hasta ahora, el 99 % de los contenedores transportados bajo este sistema han llegado a tiempo y que Maersk ha tenido un aumento significativo en las reservas desde que se puso en marcha. 

Ese nuevo sistema establece también compensaciones a sus clientes de 100 dólares (72 euros) por cada contenedor que se retrase de uno a tres días, y de 300 dólares (217 euros) si el retraso es mayor.