Edificio central CSAV ~ Valparaiso Chile
La chilena es la octava del mundo en capacidad de transporte. Navieras europeas y asiáticas aspiran a ser aliados de la empresa controlada por los Luksic



El pasado viernes, la Compañía Sudamericana de Vapores informó de pérdidas históricas, un aumento de capital por valor de 1.200 millones de US$  y de gestiones activas para conseguir un socio estratégico entre las "empresas líderes del sector". La firma ligada a los grupos Luksic y Claro es hoy la octava fletadora del mundo en capacidad de transporte de carga , sólo un 9% de las mercacias es movilizada con barcos propios. Esa debilidad la pone en clara desventaja frente a sus competidores (las 20 mayores navieras del mundo tienen un promedio del 50% de flota propia).
Cercanos al grupo creen que el socio potencial saldrá de entre las cuatro grandes navieras con mayor capacidad global. Algunos analistas creen que puede ser posible una fusión por absorción mediante un canje de acciones de Csav. Esto permitiría darle a Vapores el respaldo de un grupo potente e integrarse a un conglomerado mayor y asegurar puestos en el directorio. Para los Luksic, los futuros controladores de Csav, las alianzas son una fórmula recurrente: en CCU comparten con Heineken, con Madeco se aliaron a Nexans y en el Banco de Chile son socios de Citigroup.
Las navieras candidatas a una posible alianza con la chilena son la danesa Maersk, la suiza MSC, la taiwanesa Evergreen y la francesa CMA-CGM.
Otros analistas opinan que Vapores también podría considerar estrategias de asociación sólo comercial.
Rebaja de clasificación
Mientras ello ocurre, Vapores sigue sufriendo en la Bolsa. Desde el viernes sus acciones han caído 25,57%, perdiendo US$ 355 millones en valor bursátil. Ayer descendió 4,5%.
La clasificadora de riesgos Humphrey's rebajó ayer la nota de Vapores desde "BBB+" a "BBB-", dejando la perspectiva en observación. Según la clasificadora, la rebaja se explica por "el fuerte impacto negativo" que ha provocado la reducción de las tarifas de transporte de 24% en un año, lo que explica las pérdidas de  525,1 millones de US$ del primer semestre. Humphrey's destaca que a diferencia de la crisis de la industria naviera en 2008-2009, donde la reducción de los precios y la caída en la demanda ocasionó pérdidas a los distintos operadores, hoy hay navieras con superávit.
Feller Rate dejó la nota de la compañía en "BB+", con perspectiva negativa.

La danesa A.P. Moller-Maersk

El grupo danés A.P. Moller-Maersk tiene 108 mil empleados en los 130 países en que opera. Reportó ganancias por US$ 2.523 millones en el primer semestre. Una de sus filiales es Maersk Line, firma de transporte marítimo que data de 1904; con más 500 barcos y con capacidad para 3,4 millones de Teus, es la mayor firma naviera del mundo. El grupo lanzó este año el buque más grande (18.000 Teus), llamado Triple E. Otra filial, Maersk Oil, produce petróleo y gas. Reportó utilidades por US$ 909 millones en 2010, 36% de las ganancias del grupo.
APM Terminals se encarga de operar puertos de containers en el mundo. Sonó entre los interesados en algunos de los terminales de la V Región, pero no ofertaron. Sí se quedaron con la concesión del puerto peruano de Callao.

El grupo suizo MSC

El segundo mayor operador del mundo es Mediterranean Shipping Company (MSC), firma privada de origen suizo y fundada en 1970. A agosto la compañía decía tener 456 barcos, con una capacidad de 2,016 millones de Teus. Creada por Gianluigi Aponte, sigue siendo 100% de la familia. Creció expo vía compras de otras compañías y barcos de segunda mano; adquirió su primer barco nuevo en 1996.
En junio, Vapores informó que negociaba con MSC y CMA-CGM operar en rutas conjuntas tráficos desde Asia a Africa, Brasil y el Mediterráneo, desde la Costa Pacífico de Sudamérica al Norte de Europa, y de la Costa Este de Sudamérica al Medio Oriente. Sudáfrica y Sudamérica aparecen como sus focos.

CMA-CGM: mirando la región

La tercera mayor naviera del mundo se remonta a 1851 en Francia, cuando se crea la Messageries Maritimes (MM) y luego la Compagnie Générale Maritime (CGM). En 1973 ambas firmas estatales se fusionaron. En el intertanto, se creó la privada CMA, en 1978, que en 1996 compró CGM en un proceso de privatización. Tras una serie de adquisiciones, incluyendo a su mayor rival galo Delmas en 2006, pasó a ocupar el tercer puesto global.
Hoy opera en unos 150 países, con 389 barcos y una capacidad de 1,1 millón de Teus. A junio informó ingresos por US$ 7.300 millones (+8% sobre igual lapso de 2010). La compañía quiere expandirse en América Latina.

Evergreen: Asia y América

La cuarta del mercado es la taiwanesa Ervergreen, que opera principalmente rutas de Asia y Norteamérica. Fundada en 1968, tiene una capacidad de 615.000 Teus, según una presentación de Vapores.
Aunque en un comienzo la compañía adoptó un sistema de ir a todos lados a dejar carga, posteriormente decidió apostar por algunas rutas. Mismo caso que en el servicio de containers, que empezó a usar tras la crisis del petróleo a mediados de los 70.
Posee una serie de filiales navieras, en el mismo Taiwán, así como en Singapur e Italia.
Pero además, posee la segunda mayor línea aérea.
La Tercera