Maersk Line pondrá en marcha un programa denominado “Capacity Boost”, por el que aumentará la capacidad de carga de 16 portacontenedores de la clase S, de entre 8.200 y 8.600 TEU, hasta 9.600 TEU.
Ahora, el Carsten Maersk, navega hacia Ningbo, para la reintegración a la flota después de la exitosa operación para elevar su puente  y aumentar su capacidad en 1.418 TEU.
El astillero chino Qingdao Beihai Shipbuilding Heavy Industry Co,. Ltd, está llevando a cabo las transformaciones, que está previsto finalicen en el tercer trimestre de 2012.

La obra consiste en elevar el puente de gobierno, de forma que se puedan apilar dos filas adicionales de contenedores a proa de la superestructura. Los puentes de trincaje también se elevan, para mantener la tensión sobre las barras dentro de los límites operativos. Además, se aumenta el número de tomas frigoríficas.

La transformación de los 16 portacontenedores añadirá alrededor de 20.000 TEU a la flota de Maersk Line.