Todos los puertos japoneses han cerrado y todas las operaciones de carga y descarga han sido suspendidas en respuesta al terremoto de 8,9 grados que sacudió este viernes la costa noreste del país, según informaron fuentes navales.

"Hay un gran desorden. Todas las operaciones de descarga han sido suspendidas en la zona", declaró un empresario naviero. La televisión ha mostrado las imágenes de al menos un gran buque varado en las costas del norte de Japón a causa del tsunami.