PUERTO-CIUDAD

La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) ha acotado la zona del Paso de Cornisa que ha sufrido el derrumbe de parte del talud como consecuencia de la violenta granizada que cayó sobre Algeciras el pasado domingo. El tramo afectado está situado delante de las pistas de atletismo. El vallado busca evitar que los usuarios de esta zona de esparcimiento accedan al tramo y así garantizar la seguridad de los mismos. Ahora la APBA está valorando los daños definitivos causados y su posible solución.

Precisamente desde octubre la APBA está trabajando en el Paseo de Cornisa para recuperar los desperfectos y deslizamientos provocados por los temporales de lluvia del invierno pasado. Dichos trabajos se han desarrollado a buen ritmo, y se encuentran en su recta final. Para hacerlo de nuevo transitable se han demolido los caminos de hormigón y los pavimentos afectados por los deslizamientos, se han creado nuevos paseos con un pavimento más flexible y el terraplén ha sido reconstruido. Aunque la obra está pendiente de los remates finales, los tramos reformados se han comportado bien durante las precipitaciones del fin de semana.

El Paseo de Cornisa fue construido por la institución portuaria entre 1997 y 2001 con el objetivo de mejorar el borde marítimo y portuario de Algeciras, permitiendo además establecer una nueva vía de acceso desde el centro de la ciudad hasta la Playa del Rinconcillo a través de un camino peatonal de más de un kilómetro. Posteriormente el paseo fue remodelado por la APBA en 2006 para revitalizar la zona y dotarla de nuevos usos, siendo una de las 30 actuaciones puerto-ciudad que acometió la institución portuaria con motivo de su Centenario. En este caso también contó con el apoyo de la empresa portuaria Dramar Andalucía. Precisamente el Paseo de Cornisa fue una de las actuaciones puerto-ciudad que llevaron al Puerto de Algeciras a ser finalista en 2009 de la I edición del Premio de Integración Social de los enclaves portuarios, convocado por la Organización Europea de Puertos (ESPO). Al premio optaban una treintena de puertos y como finalistas, además de Algeciras, fueron seleccionados los puertos de Estocolmo, Génova, Ghent, Rotterdam, Turku y Gijón (que fue el vencedor).