El tramo entre Almería y Algeciras, presupuestado en más de 13.900 millones, deberá esperar, al menos, hasta después de 2020.

El Estado 'apuesta' por que Algeciras, el principal puerto de España, exporte a Europa por el 'Eje Prioritario 16', por Madrid y Huesca. España prevé presentarlo a Bruselas, que debe decidir qué proyectos son estratégicos y reciben fondos.

La UE decidirá en mayo qué ejes ferroviarios considera prioritarios. Estos proyectos recibirán financiación comunitaria. España no apostará por presentar un proyecto: defenderá tres. Por una parte, el corredor mediterráneo; por otra, el corredor Atlántico, que incluye la conexión Francia-Portugal a través del País Vasco y, el tercero, es la Travesía Central del Pirineo (TCP), un paso a Francia por Aragón, mediante un túnel de 40 kilómetros, para lograr la conexión futura Francia-Zaragoza-Madrid-Algeciras.

Fuentes del gobierno catalán reconocían su inquietud: sin Algeciras, el mediterráneo pierde atractivo frente al eje interior en el probable caso de que solo se elija un proyecto. Y sin el maná de Bruselas, "no se hará el corredor", atajan.