EMMA BARDÁN

En 2011 se incrementará en 628.000 hectáreas el área de trabajo del Estudio de la Plataforma Continental Española, proyecto ESPACE.

La Secretaría General del Mar ha cartografiado más de 1,5 millones de hectáreas de la plataforma continental española, principalmente a bordo del buque de investigación "Emma Bardán".

Para el presente año, la Secretaría General del Mar ha previsto incrementar en 628.000 nuevas hectáreas de la plataforma marina el área de trabajo del Estudio de la Plataforma Continental Española, Proyecto ESPACE.

La cartografía realizada hasta ahora es fruto del trabajo sistemático de adquisición de información batimétrica de alta precisión, de bionomía bentónica y de calidades de fondo, que la Secretaría General del Mar viene realizando desde hace diez años, de los que una media de cuatro meses al año se dedica a trabajo de campo.

Esta valiosa información ha permitido dar respuesta en el año 2010 a más de quince consultas para su aplicación en diferentes proyectos como son: INDEMARES, SAGAS, COUTOURIBER, TOPOMED y ARTEVIGO. También, en la participación en eventos de destacado reconocimiento como el Congreso Nacional de Medio Ambiente, la Conferencia de ESRI España 2010, el Día Marítimo Europeo y el Festival Marinero de Palamós. Y, en la colaboración con centros tecnológicos como AZTI-Tecnalia y el Cluster de Energía, Medioambiente y Cambio Climático de la Universidad de Oviedo.

Además del Estudio de la Plataforma Continental Española, a lo largo del pasado año se desarrollaron, a bordo de los buques científicos de la Secretaría General del Mar, Miguel Oliver, Vizconde de Eza y Emma Bardán, diecisiete campañas que incluían trabajos cartográficos, once de las cuales, de carácter multidisciplinar, se realizaron en el marco de la cooperación pesquera con terceros países.

Por otra parte, el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino concluyó en 2010, por segundo año consecutivo, la serie de campañas multidisciplinares, denominada proyecto "NEREIDA", cuyo misión se dirige a localizar y cartografiar la presencia de ecosistemas bentónicos vulnerables en aguas del área de la Northwest Atlantic Fisheries Organization (NAFO), y en la que España, a través del MARM, lidera los trabajos de cartografiado marino.