El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha emitido Resolución desfavorable al proyecto de ampliación del Puerto de Tarifa, promovido por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA). El presidente de la institución portuaria, Manuel Morón ha querido agradecer el apoyo ciudadano (en especial a la Plataforma Ciudadana Ojalá lo Pongan Ya) e institucional (con mociones de apoyo en el Ayuntamiento de Tarifa, Diputación Provincial y Parlamento de Andalucía) que ha recibido el proyecto, y ha pedido disculpas a los ciudadanos de Tarifa “por haberles desilusionado y privar a la ciudad de una oportunidad inmejorable”. También ha agradecido de forma especial el esfuerzo y trabajo realizado por los técnicos de la Autoridad Portuaria, así como de las universidades de Cádiz, Málaga y Sevilla, la Fundación Migres y Circe, que han trabajado en los estudios medioambientales requeridos.

“Acatamos, pero no compartimos la resolución”, ha señalado el presidente de la APBA, quien ha explicado que someterá al Consejo de Administración la decisión de continuar estudiando alternativas o abandonar de forma definitiva la ampliación del puerto tarifeño. En este sentido, como ha recordado Morón sobre los numerosos estudios realizados, ninguno de ellos concluye que el proyecto no sea viable “e incluso nos han llegado felicitaciones de algunos científicos de los que han participado en los citados estudios”. A los 26 estudios medioambientales realizados hay que sumar los ensayos del modelo físico a escala reducida realizados en el CEPYC (Centro de Estudios de Puertos y Costas), que verificaban la operatividad del diseño. El responsable de la Autoridad Portuaria ha lamentado las grandes oportunidades de empleo que se van a perder, según puso de manifiesto el estudio realizado en 2009 por la Universidad de Cádiz. Otro de los motivos por los que la APBA no comparte la Resolución, es el dato objetivo de que el tráfico de pasajeros con Tánger Ciudad sigue y seguirá creciendo motivado por el desarrollo turístico de la ciudad marroquí. “Si los pasajeros no embarcan en Tarifa lo harán en Algeciras, obligando a que los ferrys recorran más millas y produciéndose, por tanto, mayor riesgo de colisión con los cetáceos”.

Como reflexión, el presidente de la Autoridad Portuaria ha afirmado que la Resolución “pone de manifiesto que los aspectos medioambientales de los proyectos portuarios están perfectamente salvaguardados, por los procedimientos de DIA legalmente establecidos y por la independencia de la Autoridad Medioambiental”.

La APBA inició la tramitación del proyecto en el año 2004. En 2007 fue sometido a información pública, y tras los cambios realizados tras este trámite, volvió a ser sometido a este proceso en 2010 recogiendo importantes soluciones desde el punto de vista de la ingeniería, reduciendo considerablemente sus dimensiones hasta sólo las 22 hectáreas de relleno y 14 de aguas abrigadas y presentando un dique de abrigo retranqueado, curvo y permeable, que garantizaba la renovación hídrica en la cara oriental de la isla de Las Palomas y minimizaba de manera significativa la posible afección a la biología marina, sin duda el principal elemento a preservar. El proyecto de ampliación del puerto de pasajeros tampoco interfería en los límites del Parque Natural del Estrecho.

El proyecto tenía tres objetivos, comenzando por dar respuesta al incremento de tráfico que ha convertido al Puerto de Tarifa en el tercer puerto peninsular en volumen de embarque de pasajeros, sólo por detrás de Algeciras y Barcelona, y segundo en embarque de vehículos, sólo por detrás de Algeciras. Estos incrementos se siguen produciendo, y así en los últimos 4 meses (de octubre a enero, periodo no OPE) la afluencia sigue creciendo un 17% en pasajeros y un 15% en vehículos. En segundo lugar y ante la demanda existente en este sentido, la ampliación permitiría la reconversión de las actuales instalaciones en dársena deportiva; y por último la APBA profundizaría aún más en la integración puerto-ciudad gracias a que la ampliación permitía el desplazamiento de la actividad portuaria, ahora situada en el centro de la ciudad, y la integración plena del puerto actual en la ciudad.

GABINETE DE PRENSA de la APBA