Una explosión concentrada de la luz verde deslumbrará a cualquiera que la mire.

Un invento desarrollado por científicos del gigante en 'defensa' BAE Systems se convertirá en la última arma contra la piratería en las aguas frente a la costa oriental de África. Un arma láser emitirá un manto verde que desorientará a los piratas temporalmente.

El cañón láser, puede trabajar durante el día o la noche, ya se ha probado en Pershore al suroeste de Inglaterra.

Los piratas a menudo utilizan pequeños botes de seis metros para acercarse a sus víctimas potenciales, por ello los científicos también han desarrollado un radar de alta frecuencia para detectar estas pequeñas embarcaciones.

El radar trabajará junto con el láser, y lo dirigirá hacia la embarcación agresora. El cañon de luz según sus inventores no causará ninguna ceguera permanente, ya que ello contraviene las directrices de las Naciones Unidas sobre estrategia de defensa.
Según BAE Systems, que son los desarrolladores del láser, los efectos de ceguera no son permanentes. La máquina calcula el rango de distancia del objetivo y las condiciones atmosféricas, regulando la intensidad del rayo para no dejar a los piratas ciegos para siempre.
En caso de los piratas se acercarsen al buque, el láser puede intensificarse para aumentar la distracción. Bryan Hore, de BAe Systems con sede en Farnborough, Reino Unido, afirmó, "las gafas de sol no ayudarán, sino que aumentarían el efecto, debido a que éstas no filtran la luz verde (sino que la hacen más brillante)."

El año pasado, se registraron 430 ataques piratas, un aumento de 5,6% respecto del año anterior, lo que explica este tipo de iniciativas. Si todo va bien, el láser verde antipirata podría comenzar a venderse este año.