Fotografía de la presentación del seminario 'La APBA en el proyecto Climeport' que se ha celebrado hoy en la sede de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) y en el que se ha trasladado a la comunidad portuaria los resultados del estudio de la situación actual de los puertos en relación con el diagnóstico de evaluación de emisiones de gases de efecto invernadero.
Al acto, que ha sido presentado por el director general de la APBA José Luis Hormaechea, han asistido representantes de instituciones, industrias y empresas del Puerto Bahía de Algeciras, como Acerinox, Acciona, APMT, Balearia, Capitanía Marítima, Cepsa, Dramar Andalucía, Endesa o TTIA.
A finales de septiembre y en el marco de la Conferencia Internacional del Proyecto Climeport, celebrada en Livorno, los responsables del Área de Desarrollo Sostenible de la APBA ya presentaron los resultados de la fase de evaluación y diagnóstico de las emisiones de los gases de efecto invernadero en los puertos de Algeciras y Tarifa, así como su propuesta de buenas prácticas, en la que destaca los sumideros de CO2. El diagnóstico y la propuesta de especies que se plantarán surgen tras el convenio suscrito con la Universidad de Sevilla “para el establecimiento de un modelo de jardinería para la optimización de la captura y secuestro de CO2 en el sistema verde del Puerto Bahía de Algeciras”. En su evaluación, la universidad ha localizado y analizado 27 zonas verdes repartidas en una superficie de casi 65.000 metros cuadrados, a éstas se unirán nuevas áreas que sumarán más de 8.000 metros cuadrados.

La APBA participa, junto a los principales puertos mediterráneos, en el proyecto Climeport contra los efectos del cambio climático y que está cofinanciado por los fondos FEDER de la UE a través del Programa MED. Bajo el lema 'La contribución de los puertos del Mediterráneo a la lucha contra el cambio climático', la iniciativa medioambiental tiene como objetivo contribuir a paliar los efectos de dicho fenómeno. Así, se plantean acciones para reducir las emisiones de CO2 en el transporte marítimo, en las operaciones portuarias y en el hinterland o área de influencia de cada enclave portuario. También conlleva actuaciones para la promoción del uso de energías renovables.