Mañana se reúnen en Madrid Coordinadora, UGT y CCOO para acercar posiciones en la reforma del IV Acuerdo Marco


La reunión que los sindicatos de la estiba de toda España mantendrán el será para buscar el desbloqueo del IV Acuerdo Marco y podría ser el comienzo del fin de un período de conflictividad que lleva años lastrando la unión sindical en este sector en todo el Estado. El acuerdo no es ni mucho menos seguro, y de producirse será tras unas negociaciones que se prevén, cuanto menos, largas y duras.

No es desconocido para el sector la desavenencia entre Coordinadora, sindicato mayoritario de la estiba en España, y el resto de organizaciones sindicales, en cuanto al IV Acuerdo Marco.

Anesco y Coordinadora se quedaron solas (a excepción de CIG) en la firma del documento, una situación que llevó a OPPE, el Ministerio de Trabajo, la Audiencia Nacional, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y UGT y CCOO a cargar contra el documento final. Tras un largo proceso, la Justicia ponía en duda algunos de los pilares de ese acuerdo, como la definición de los ámbitos y la realización de las tareas complementarias o la representatividad de Anesco como fuerza patronal.

La tramitación de la última Ley de Puertos dejó entrever una unidad sindical en el ámbito de la estiba deseada por muchos. Coordinadora, UGT y CCOO convocaban de forma conjunta una de las huelgas más contundentes que hubiera sufrido el sistema portuario español en los últimos años.

Ese espíritu es el que ahora se quiere recuperar. Y la reunión del jueves puede ser el primer paso. El coordinador general del sindicato mayoritario, Antolín Goya, en declaraciones a Veintepies, asegura que la reunión no es más que una toma de contacto en la que fijar posiciones, “aunque por algunos sondeos que estamos haciendo no estaríamos tan alejados”.

En ese sentido, Goya reconoce que el principal de los escollos que habrá de salvarse será el de la definición de los ámbitos, esto es, las tareas que llevarán a cabo los estibadores. Según UGT y CCOO, en el IV Acuerdo Marco se abría la puerta a que “empresas no estibadoras realizaran actividades complementarias de estiba”, un extremo que desde Coordinadora siempre se ha negado. “Ahora es el momento de buscar puntos de acuerdo en la definición de los ámbitos y solucionar el problema”.

A pesar de las diferencias, Goya se muestra optimista de cara a las negociaciones, y espera poder contar con todos los agentes implicados en el proceso. “El primero de los acuerdos que hay que buscar es entre las fuerzas sindicales. Una vez lo tengamos, buscaremos el consenso con empresas y OPPE”.