• Vietnam y Japón son otros países con los que la Unión Europea podría comenzar a negociar acuerdos de libre comercio el año próximo.
  • La Unión Europea optó por impulsar los acuerdos bilaterales de libre comercio ante el atasco de la Ronda de Doha de liberalización del comercio internacional.
La Unión Europea ha firmado un ambicioso acuerdo comercial con Corea del Sur, el primero de este tipo con un país asiático, que en la práctica supone eliminar los aranceles para los productos industriales y agrícolas y puede generar en Europa unos beneficios de 20.000 millones de euros, según los calculos de Bruselas.
La Unión Europea quiere convertir el acuerdo de libre comercio que firmó hoy con Corea del Sur, el más ambicioso de los cerrados hasta ahora por la UE, en un ejemplo para los acuerdo de este tipo que cierre en el futuro.
La rúbrica del acuerdo, aprobado 'in extremis' por los ministros de Asuntos Exteriores de los 27 el pasado 16 de septiembre tras vencer las últimas reticencias de Italia, ha tenido lugar durante la cumbre UE-Corea del Sur celebrada en Bruselas y debe ahora recibir el visto bueno del Parlamento Europeo y ratificarse en los Estados miembros.

El presidente permanente del Consejo, Herman Van Rompuy, cree que estos últimos trámites se harán "tan pronto como sea posible" y fuentes comunitarias descartan sorpresas durante el voto en la Eurocámara.

El acuerdo exige a las dos partes eliminar el 98,7% de sus aranceles por valor comercial tanto para la industria como para la agricultura en 5 años, y suprimir el resto casi por completo en periodos más largos.

Además, la UE y Corea del Sur se comprometen también a acabar con los obstáculos no tarifarios al comercio en sectores como los productos electrónicos, los coches y las piezas de coche, los medicamentos y los productos químicos. Contempla, igualmente, los impedimentos técnicos al comercio, las medidas sanitarias y fitosanitarias y los regímenes aduaneros.

Según el texto pactado, se creará un comité especial para supervisar la aplicación del acuerdo y examinar cómo mejorar las relaciones comerciales entre las dos partes, y también se pondrá en marcha un mecanismo de resolución de eventuales conflictos.

El acuerdo ha sido duramente criticado por el sector automovilístico europeo, que lo considera desequilibrado y cree que dañará la competitividad de su industria y pondrá en riesgo sus puestos de trabajo. No obstante, la Comisión Europea pone el acento en las ventajas y esgrime estudios según los cuales el comercio bilateral con Seúl se duplicará en los próximos 20 años.
Este acuerdo de libre comercio es "un hito", ya que no solo beneficia a ambas partes sino que "envía una señal fuerte acerca de que la liberalización comercial es clave para la recuperación económica", dijo en una conferencia de prensa el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.
"Este acuerdo es, de lejos, el acuerdo comercial más importante alcanzado por la UE con un país y el primero de libre comercio con un país asiático", ha destacado el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso.

"Duplicará las relaciones comerciales bilaterales a largo plazo eliminando las barreras arancelarias y creando nuevas oportunidades para el sector servicios", ha subrayado el responsable de la CE, para quien el acuerdo demuestra la apuesta de la UE por la apertura de los mercados.

Por su parte, el presidente coreano, Lee Myung-bak, ha considerado que la apertura de un mercado de 500 millones supondrá para el país asiático aumentar más del 5% su PIB anual y la creación de 230.000 puestos de trabajo. "No hay duda de que este acuerdo actuará como un un modelo para estimular el crecimiento económico sostenible y extender el librecomercio", ha declarado.
El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, recalcó que este pacto "será un modelo" sobre cómo expandir el comercio y promover el crecimiento económico.
1 DE JULIO DE 2011

La entrada en vigor provisional del acuerdo no será hasta el 1 de julio de 2011 para dar así satisfacción a las peticiones de Italia, que quiere dar tiempo a su industria automovilística a prepararse frente a la competencia coreana.
La entrada en vigor del acuerdo se retrasó seis meses hasta el 1 de julio de 2011 debido a la insistencia de Italia, que temía el impacto del acuerdo sobre su sector del automóvil
Los Veintisiete y el Parlamento Europeo están negociando además cómo reforzar la cláusula de salvaguarda contenida en el pacto, que se aplicará en caso de importaciones masivas al mercado comunitario de productos a bajo precio como resultado de la entrada en vigor del acuerdo, otra de las condiciones de Italia.

Corea del Sur es el octavo mayor socio comercial de la UE, que es el segundo destino de las exportaciones del país asiático. El intercambio comercial entre las dos zonas superó los 65.000 millones de euros en 2008 y ha ido creciendo una media del 7,5% anual entre 2004 y 2008. Seúl acoge además la cumbre del G-20 que tendrá lugar los próximos 11 y 12 de noviembre.