El Ministerio de Fomento movilizará 7.512 millones de euros en los diez próximos años en colaboración con las comunidades autónomas, las empresas privadas y otras entidades y administraciones, con el objetivo último de convertir a España en una plataforma logística intercontinental.

Para ello ha consensuado con todas las regiones un plan que se centra en potenciar el tráfico de mercancías en tren y garantizar su interconexión con el resto de modos de transporte, fundamentalmente con los puertos.

Fomento prevé obtener de la iniciativa privada casi un tercio (el 31,4%, 2.358 millones de euros) del monto inversor total de este plan decenal. El 68,6% restante (5.154 millones) provendrá de los presupuestos públicos, tanto estatales como de comunidades autónomas. De estos últimos, 800 millones se obtendrán con desinversiones, fundamentalmente de terrenos que albergan instalaciones de ferrocarril de mercancías en desuso.

En cuanto al destino de estos fondos, destacan los 2.520 millones de euros que se emplearan en la articulación de una red de 34 terminales logísticas, repartidas por todo el Estado y en su mayor parte de nueva construcción.

Este plan de terminales estará financiado en un 40% (1.008 millones) por capital privado, y se espera que las regiones aporten en 20% de los 1.512 millones de presupuesto público, según explicaron en fuentes del Ministerio.

CONECTAR FERROCARRIL Y PUERTOS

Estas instalaciones terminales formarán parte y estarán interconectadas con una red básica de líneas ferroviarias prioritarias para tráfico de mercancías que Fomento ha diseñado. La red, que también recorre todo el país, se ha conformado a partir de líneas ya construidas, muchas de ellas en desuso por la puesta en marcha de líneas AVE, y en las que está prevista una inversión en mejoras de unos 2.800 millones de euros.

Los 1.800 millones restantes de inversión del plan se emplearán en la conexión de este mapa ferroviario con la red de puertos, uno de los principales ejes del proyecto de Fomento, dado que estas instalaciones son la "puerta" del comercio exterior de España. Canalizan el 80% de las importaciones y el 65% de las exportaciones.

Con todo se busca duplicar la actual cuota de mercado del tren en el transporte de mercancías, hasta situarla entre el 8 y el 10% en el horizonte de 2020. Esta tasa, aunque lejos de las de otros países de la UE (que oscilan entre el 12% y el 20%), permitirá mejorar la complementariedad de este modo con la carretera y los puertos y "potenciar la figura de España como puerta de entrada y salida de Europa para América, Asia y Africa".

APUESTA POR LA COMPETITIVIDAD

Con este plan logístico, Fomento busca contribuir asimismo a mejorar la competitividad del país. "Disponer de un sistema logístico eficiente es un valor estratégico al que no vamos a renunciar", aseguraron en fuentes del Ministerio que dirige José Blanco. "Los costes logísticos constituyen un factor crítico en decisiones tan importante como la localización o deslocalización de empresas", añadieron.

El plan encaja además con el objetivo de transporte sostenible que también busca el Gobierno. Según el Ministerio, el aumento de cuota de mercado previsto para el tráfico de mercancías en tren puede suponer un ahorro medioambiental de 370 millones de euros anuales, y evitar la emisión de 525.000 toneladas de CO2 al año.

El plan fue ratificado hoy por todas las comunidades autónomas en una Conferencia Sectorial de Transportes que Blanco presidió en el Ministerio y a partir de ahora deberá materiaiizarse con proyectos concretos a abordar junto a las distintas regiones.

De hecho ya están en marcha 400 millones de euros de inversión, los correspondientes a la construcción de las terminales logísticas de León y Valladolid. Asimismo, Fomento anunció que "antes de que concluya el año" se licitarán proyectos para adaptar la circulación de trenes de 750 metros en varios corredores logísticos y que también prevé lanzar en breve varios relacionados con la conexión de puertos por tren (Algeciras y Barcelona).