El armador del "Eastern Planet", que permanece en el puerto de Algeciras desde el pasado 22 de julio tras su rescate a 20 millas de Ceuta, ha aprovisionado el buque con 40 toneladas de gasoil y alimentos.

El sindicato UGT ha informado en un comunicado del aprovisionamiento y de que los tripulantes han recibido los salarios adeudados hasta el 31 de agosto.

Los tripulantes -doce ucranianos, tres rusos y uno georgiano- explicaron a los representantes sindicales tras su llegada a Algeciras que se habían quedado sin energía abordo por la falta de combustible.

El carguero, de 108 metros de eslora y bandera de Sierra Leona, transportaba cemento y partió del puerto de Tekirdag (Turquía) hace casi dos meses con destino al Congo.

El barco permanece en el dique norte del puerto de Algeciras, aunque, según ha explicado el coordinador de ITF para España, José Ortega, en declaraciones a Efe, se prevé que zarpe en breve y un posible cambio de tripulación.

No obstante, el buque debe ser objeto de reparaciones previas, ya que Capitanía Marítima de Algeciras ha detectado, entre otras, anomalías en el motor principal y en el generador eléctrico.

Ortega ha destacado la necesidad de que los países de origen o a los que correspondan las banderas de los barcos "extremen las medidas de control ante la reiteración de este tipo de incidentes".

"El armador finalmente ha dado la cara", ha dicho Ortega, "pero esto no sucede en otros muchos casos, como el 'Rhone', en Ceuta, a cuyos tripulantes tuvimos que repatriar desde ITF con la ayuda de Asuntos sociales de Ceuta después de varios meses".

El sindicato ha destacado la labor de la Capitanía Marítima de Algeciras por las medidas adoptadas, así como la ayuda humanitaria prestada por Cruz Roja, Banco de Alimentos y UGT a los tripulantes del "Eastern Planet".