Comparecencia en el Congreso para informar de los planes del Ministerio de Fomento ante el nuevo escenario presupuestario

•“No se detiene la licitación y tampoco la ejecución de inversiones”, afirmó el ministro, que confirmó que la licitación de las obras de colaboración público-privada comenzará este verano.
•En el periodo 2009-2012 la inversión media anual en infraestructuras será similar a la ejecutada en 2005-2008 y un 65% superior a la realizada en 2000-2003.
•Sólo se plantea la rescisión de 32 contratos, un 2,7% del total, 14 de los cuales se licitarán de nuevo, 12 mediante colaboración público-privada y 2 con cargo al presupuesto ordinario.
•Se reprogramarán los plazos de 112 obras de carreteras y 87 de ferrocarriles.

El ministro de Fomento, José Blanco, en su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados para informar del impacto sobre los planes de su Departamento ante el nuevo escenario presupuestario, ha anunciado que este año, aparte de lo que se movilice por la aplicación del Plan Extraordinario de Infraestructuras, se va a licitar obra pública por valor de 5.568 millones de euros. “Por tanto –afirmó el ministro- no se detiene la licitación y tampoco la ejecución de inversiones”.

Blanco confirmó, además, que este verano comenzará la licitación de las obras de colaboración público-privada que contempla el Plan Extraordinario de Infraestructuras (PEI), que contempla la movilización de 17.000 millones adicionales.

Esto supondrá, según afirmó, que en el cuatrienio 2009-2012 se mantenga el nivel de inversión media anual del periodo de bonanza económica 2005-2008, alrededor de 14.000 millones de euros, un 65% superior a la realizada en el cuatrienio 2000-2003, 8.400 millones de euros.


  • Se mantienen la mayoría de los contratos de obra pública.
El ministro detalló que, de los 1.116 contratos de obra nueva de más de un millón de euros del Ministerio de Fomento y de las empresas de su grupo, 885 contratos de obra nueva, el 80% del total, siguen su curso, “sin ninguna alteración, ni reprogramación”; 199 contratos, el 17%, serán reprogramados (112 de Carreteras y 87 de Ferrocarriles), y sólo 32 contratos, el 2,7%, serán rescindidos. No obstante, de estos últimos 12 se contratarán de nuevo mediante Colaboración Público – Privada (7 de Carreteras y 5 de ferrocarriles) y 2 se licitarán nuevamente con cargo al presupuesto ordinario, una vez definida la solución constructiva más eficiente.

El ajuste presupuestario, que no afectará a las infraestructuras de aeropuertos, puertos y Salvamento Marítimo, fue calificado por el ministro como “severo y necesario”, aunque “contribuirá de forma decisiva a la sostenibilidad de nuestras cuentas públicas y a la recuperación de la senda de la estabilidad presupuestaria en el plazo comprometido con nuestros socios europeos”.

El responsable del Departamento dio a conocer los criterios que han servido para realizar el ajuste con el mínimo impacto posible y de los cuales se ha hecho partícipes tanto a las Asociaciones Empresariales y a los representantes Sindicales, como a los responsables Autonómicos. Así, se ha priorizado, el transporte de ferrocarril en su triple vertiente (de alta velocidad, mercancías y cercanías) y la inversión en mantenimiento y conservación, en línea con el objetivo de sacar el máximo provecho a la infraestructura existente. También, las obras en avanzado grado de ejecución y que están a punto de ser puestas en servicio y la limitación al máximo del número de contratos a rescindir.


  • Medidas de eficiencia en obras.
Para la reprogramación, Blanco anunció que se va a aplicar la orden de eficiencia en aquellas obras que lo permitan, “de modo que podamos plantear modificados a la baja, aplicando métodos constructivos alternativos más eficientes y con los mismos estándares de confort y seguridad”.

El resultado es que sólo se van a rescindir obras en casos de tengan planteados modificados elevados, que sean actuaciones que no se justifiquen en función de la rentabilidad económica, social o la demanda real y potencial estimada, o que correspondan a obras que pueden ser licitadas mediante fórmulas de colaboración público – privada.

Además, el ministro recordó que ya se han puesto en marcha un conjunto de medidas que van a permitir “sacar el máximo partido a cada euro que se invierta desde el Grupo Fomento y reducir asimismo el gasto corriente y de funcionamiento”. Entre ellas, el Plan de Austeridad, que va a suponer un ahorrar de 1.300 millones de euros, y el Plan de Eficiencia, que se presentó en esta comisión el pasado 19 de mayo y con el que se va a conseguir reducir un 22% de media los costes de construcción de nuestras infraestructuras.


  • El mayor país de Europa en autovías, autopistas y Alta Velocidad
En su intervención, Blanco recordó el alto nivel que tienen las infraestructuras españolas, en comparación con los países de nuestro entorno, tras los últimos años de fuertes inversiones. Sólo “en los seis últimos años –afirmó– la inversión ejecutada en nuestras redes de comunicación y transportes ha superado los 86.000 millones de euros”. “En este tiempo hemos doblado la inversión frente a nuestros vecinos europeos y llegamos a triplicar la inversión realizada por países como el Reino Unido o Francia” añadió.

“De tal forma que hoy España –continuó Blanco– es el primer país de la Unión Europea en kilómetros de autovías y autopistas y a finales de este año nos convertiremos en el país de Europa con mayor longitud de red de Alta Velocidad: 2.000 kilómetros”. El parque móvil de RENFE, “el más avanzado de toda Europa”, AENA, “el primer operador a nivel mundial” y los puertos de Barcelona y Algeciras fueron otras de las infraestructuras que mencionó como más destacadas mundialmente.