GLD Atlantique (consorcio formado por el Grupo Grimaldi y Louis Dreyfus Armateurs) ha anunciado que pondrá en marcha, el próximo mes de septiembre, la “primera autopista del mar entre España y Francia”, que unirá los puertos de Gijón y Nantes Saint-Nazaire, señala Louis Dreyfus Armateurs en una nota de prensa.

Este servicio estará cubierto por un ro-pax con capacidad para 150 trailers y 800 pasajeros y ofrecerá, inicialmente, 3 viajes semanales en ambos sentidos, con la intención de incrementarlos gradualmente hasta 7.

GLD Atlantique señala que “el objetivo de esta nueva autopista del mar es reducir la saturación de las carreteras en el Pirineo y el impacto medioambiental del transporte de mercancías.” El nuevo servicio pretende absorber entre un 3 y un 5% del tráfico por carretera que atraviesa la parte occidental de los Pirineos, lo que reduciría este tráfico en unos 40.000 camiones al año. La compañía prevé que esta cifra se duplicará en 5 años.

Este proyecto se poner por fin en marcha tras un largo proceso administrativo, que comenzó en 2005 con la creación de una comisión intergubernamental entre ambos países y la convocatoria de un concurso público en 2007. El pasado mes de enero, la Comisión Europea autorizó la concesión de ayudas públicas por 30 millones de euros, aportado a partes iguales por ambos Estados, a la autopista del mar entre Gijón y Nantes-Saint Nazaire, que recibirá además 4 millones del programa de ayudas Marco Polo.