Según Lloyd’s Register Fairplay (LRF), a 1 de enero de 2010, la flota mercante mundial estaba compuesta por 53.948 buques que totalizaban 840.565.719 GT y 1.238.056.056 tpm, lo que supone un crecimiento del 6,3% en las GT y del 7,0% en las tpm.

Estas tasas de aumento son similares a las de 2008, a pesar de que los desguaces, según LRF, se triplicaron hasta alcanzar 31,5 millones de tpm (se desguazó el 2,5% de la flota existente) y a pesar de que se registraron numerosas cancelaciones y acuerdos entre armadores y astilleros para retrasar las entregas debido, ya que, pese a todo, los niveles de entregas de nuevos buques resultaron muy altos (según LRF, en 2009 las tpm entregadas aumentaron un 25,1% respecto al año anterior). Los nuevos contratos descendieron un 75,9%, de manera que, según datos de Platou, la cartera de pedidos disminuyó un 14,5% con respecto a 2008 y suponía, a 1 de enero de 2010, el 38,9% de la flota existente.

La flota aumentó su tonelaje en todos sus segmentos a excepción de los buques combinados (OBOs), cuyas GT descendieron un 16,1%; los ro-ro (-0,8%) y los buques de carga general (-0,5%).

El segmento que más creció fue el de los gaseros con un aumento del 12,2% en términos de GT, seguido de los quimiqueros (+11,6%) y graneleros (+9,1%). Los petroleros crecieron un 6,3%, los portacontenedores un 4,3% y los buques de pasaje un 3,7%.

Como consecuencia de los elevados niveles de desguaces de buques de edad avanzada y de las numerosas altas de buques nuevos, la edad media de la flota mercante mundial descendió ligeramente, de 19,5 años, a comienzos de 2009, a 19,3 años en enero de 2010. El segmento de flota más joven es el de portacontenedores con 10,0 años, seguido de los gaseros (14,4 años) y graneleros (15,6 años). Por debajo de la media mundial también están los quimiqueros (12,0 años), ro-ro (17,0 años) y petroleros (19,0 años). La parte de la flota mundial de mayor edad son los buques de carga general (24,2 años), seguidos de los OBOs (24,0 años) y los de pasaje (23,8 años).

A comienzos de este año 2010, el 29,8% de las GT mundiales correspondían a graneleros (36,5% de las tpm), el 24,7% a petroleros (30,8% de las tpm mundiales), el 17,3% a portacontenedores (13,7% de las tpm) y el 7,8% a buques de carga general (7,3% de las tpm).

Las banderas que encabezan el ranking de la flota mundial son, un año más, Panamá, con 187,2 millones de GT inscritas (22,3% de las GT mundiales), seguido de Liberia con 90,2 millones de GT (10,7%), Islas Marshall con 47,6 millones de GT (5,7%) y Bahamas, con 45,0 millones de GT (5,4%).

Grecia, que ocupa el séptimo puesto con 38,8 millones de GT (el 4,6% de las GT mundiales), es el primer país de la Unión Europea seguido de Malta, en al octavo puesto, con 34,8 millones de GT (4,1%). En el conjunto de los 27 Estados miembros de la EU hay registrados 181,5 millones de GT que suponen el 21,6% de las GT mundiales.

Sin embargo, según el Bremen Institute for Shipping and Logistics, atendiendo no a la bandera, sino al país de residencia del armador, los armadores de los países miembros de la UE(27) controlan 432,2 millones de tpm, que suponen el 35,5% del tonelaje mundial.

El ranking de flota controlada en función de la nacionalidad del armador continúa, un año más, encabezado por Grecia con 187,5 millones de tpm, que ha aumentado su tonelaje un 6,3% y opera el 68,7% de su flota inscrita en registros extranjeros. El segundo puesto lo ocupa Japón, con 183,2 millones de tpm, un crecimiento del 5,3% y el 92,2% de su flota bajo pabellones extranjeros. Los armadores de Alemania, en tercer lugar, controlan 104,1 millones de tpm con un descenso del 1,9%, y operan el 83,5% de esta flota bajo pabellones extranjeros. En cuarto lugar figura China, con 101,9 millones de tpm (9,7% de crecimiento y el 61,0% de su flota bajo registros extranjeros). España ha perdido un puesto en el último año en este ranking, bajando del 30 al 31, con 4,3 millones de tpm y un descenso del 11,2%.