El PIF del Puerto Bahía de Algeciras, con unas 25.000 inspecciones anuales, es el que más inspecciones realiza en España, lo que supone un claro elemento de competitividad frente a sus competidores.

La ampliación del Puesto de Inspección Fronteriza, el PIF del Puerto de Algeciras, comenzará a funcionar mañana a partir de las nueve cuando está previsto que empiecen a descargar los camiones su mercancía en las nuevas instalaciones.
El nuevo edificio del PIF fue recepcionado por la APBA a principios de este año 2010 para ser posteriormente entregado a la empresa Docks que tiene que explotar su funcionamiento.
El edificio que ha construido la compañía Vías, triplicará la superficie de las actuales dependencias y ha supuesto una inversión de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras de 7 millones de euros cofinanciada por la UE a través de los fondos FEDER.
Las principal función del PIF es fiscalizar la entrada de los productos que posteriormente se distribuirán en la Unión Europea, con actuaciones dirigidas a garantizar la sanidad animal, vegetal y exterior.
El edificio cuenta con un muelle con un total de 15 puertas de descarga que se destinarán en exclusiva para mercancía de origen animal, que se sumarán a los 15 ya existentes, que acogerán las inspecciones de la mercancía vegetal y productos de consumo no humano. Además dispone de un aparcamiento de espera de camiones.

Aunque las instalaciones estarán operativas a partir de mañana en cuestión de inspecciones, la sección administrativa ya funciona desde hace un mes aproximadamente.

Promoción en Intermodal

Precisamente, la entrada en funcionamiento del nuevo PIF es una de las ventajas que el Puerto Bahía de Algeciras está presentando y promocionando en la Feria Intermodal South América que se celebra estos días en Brasil.

La Autoridad Portuaria ha resaltado que la nueva instalación está habilitada para atender “cualquier tipo de mercancía que tenga como destino el mercado comunitario”, convirtiendo al muelle comarcal en una puerta de entrada ideal de productos desde Sudamérica, en especial perecederos.

En esta línea, desde el puerto algecireño se recuerda que, mediante la línea L Class de la compañía Maersk, se logra el menor transit time (tiempo de viaje) para hacer llegar la fruta procedente de Iberoamérica hasta los mercados europeos.