Nota de prensa

El comité de empresa de Marapie y el Sindicato Coordinadora queremos expresar nuestra indignación por el comportamiento de la dirección de la empresa TTI en Algeciras, a la que hacemos responsable de que el buque 'Hanjin Casablanca', primero de esta empresa que llegaba a este puerto, lo haya abandonado sin descargar los contenedores que traía.

La empresa TTI ha tratado de imponer su manera de hacer, vulnerando el convenio colectivo vigente hasta 2017 y el acuerdo que existe con todas las navieras que operan en el puerto de Algeciras para la composición de los equipos de trabajo en el muelle, acuerdo que nunca ha sido cuestionado por ninguna de ellas, ya sean la antigua Sea-Land, Maersk, o TCA.

Lamentamos que una empresa multinacional de este calibre no haya previsto y preparado con suficiente antelación el comienzo de sus operaciones en este puerto. Este comité lleva más de dos años intentando reunirse con la misma para consensuar con ella el sistema de trabajo a aplicar en este puerto. Nunca se quisieron reunir con nosotros, aduciendo que no formaban parte de Marapie, la agrupación que reúnen a las empresas de la estiba que operan en el puerto. Y ahora que sí son de Marapie, a última hora les entran las prisas y en la última semana nos hemos reunido dos veces. Pero en una reunión dicen una cosa y en la siguiente otra. En la primera reunión llegamos a un acuerdo verbal por el cual este comité aceptaba que en el patio no se iba a contratar a personal porque está automatizado. Esto supone la reducción de un 25 por ciento del personal que trabaja en las otras terminales. Y sobre el muelle, ambas partes asumimos que se iba a empezar a trabajar durante dos meses a modo de rodaje, dado que la terminal aún no está del todo acabada y no está operativa al 100 por 100. En este tiempo se respetaría la composición de equipos pactadas en convenio, se vería cuáles son las necesidades reales de personal en esta terminal, y más adelante fijaríamos la composición de los equipos.

Sorprendentemente, el pasado viernes, sólo tres días antes de que llegara el primer barco a la terminal, la empresa rompe este primer acuerdo y viene imponiendo una composición de equipos que reduce notablemente la mano de obra a contratar y que ignora la condición de servicio público de determinadas funciones que se realizan en la estiba y desestiba. Evidentemente este comité de empresa no puede aceptar esa imposición, que no solo vulnera el acuerdo existente en el puerto de Algeciras y el convenio colectivo firmado en 2009 y con vigencia hasta 2017, sino también acuerdos cerrados a nivel nacional en todos lo puertos de España.

Este comité y ell Sindicato Coordinadora creemos que la empresa ha traído un barco con 82 contenedores con el único objetivo de echar un pulso a los trabajadores. Económicamente no es rentable traer tan escasa carga, pagar las tasas portuarias, los prácticos, el atraque etc., y no desembarcar los contenedores por no querer contratar a cinco o seis trabajadores más, un gasto mínimo en comparación con el resto. Esto ha sido un envite para sembrar la inquietud, culpar a los trabajadores e intentar acabar imponiendo sus condiciones laborales. Pero no lo van a conseguir. Este comité, el Sindicato Coordinadora y los trabajadores están dispuestos a hacer que se respete la legalidad vigente.

No obstante, agradecemos a la empresa Hanjin (TTI-A) que haya apostado por el puerto de Algeciras y nosotros estamos dispuestos a demostrar que somos una de las plantillas más profesionales de Europa y de todo el mundo. La empresa notará, cuando esta terminal empiece a funcionar, la alta cualificación y productividad del personal de este puerto, pero siempre y cuando se respeten el convenio colectivo y los acuerdos nacionales que regulan la actividad del sector.

Por último, queremos informar que el pasado lunes este comité puso una denuncia en la Inspección de Trabajo porque la empresa no ha entregado a la comisión de prevención su plan de evaluación de riesgos laborales, y que en ningún momento ha tenido en cuenta la opinión ni la participación de nuestros delegados de prevención de riesgos laborales. Tampoco la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras ha cumplido el papel al que le obliga la ley, que es el de coordinar los planes de prevención de todas las empresas que operan en el recinto portuario.