El sindicato de estiba Coordinadora acordó ayer por la tarde en su Asamblea General Extraordinaria la presentación de un preaviso de huelga con el fin de paralizar los puertos españoles a la mayor brevedad posible para forzar al PSOE a que retire las modificaciones impulsadas en la tramitación del Proyecto de Ley de Puertos.

Más de 170 delegados de puertos de Coordinadora acordaron un calendario de movilizaciones que será aplicado en cuanto la legislación lo permita y que comprende la convocatoria de cuatro jornadas de paro consecutivas, luego tres jornadas de trabajo normal y a continuación el inicio de una huelga con carácter indefinido en todos los puertos españoles.

La legislación exige preavisar una huelga en el caso de un servicio público, como es la estiba, con diez días naturales de antelación. Por tanto, la fecha de inicio del paro, puesto que se quiere hacer en cuanto sea posible, depende del día en que se presente el preaviso. Así, de acuerdo con los plazos, es decir, presentando el preaviso mañana mismo, la huelga de cuatro días consecutivos en los puertos no podría comenzar hasta el 10 de mayo.

A continuación, la huelga indefinida, de acuerdo con el calendario, comenzaría a partir de la semana del 17 de mayo, coincidiendo con la votación por el pleno del Congreso del Proyecto de Ley de Puertos. De esta forma, Coordinadora haría coincidir su medida de presión más contundente con el que es el momento decisivo en la tramitación de la norma.

Las negociaciones entre Coordinadora y el Partido Socialista quedaron ayer rotas tras conocer el sindicato la propuesta definitiva de los partidos mayoritarios con relación a las enmiendas al articulado del Proyecto de Ley de Puertos.

Para Coordinadora, los cambios introducidos en asuntos como el tráfico ro-ro, la autoprestación o las terminales dedicadas son “insuficientes”, manteniéndose la estructura de un sistema que, según el sindicato, supone un ataque frontal contra los trabajadores portuarios.

Esta mañana Coordinadora se reúne con el resto de sindicatos de estiba para consolidar un frente común y que el calendario de movilizaciones tenga el respaldo de todos los representantes de los trabajadores.

En declaraciones a este Diario tras la reunión mantenida por la mañana con el portavoz socialista en la Comisión de Fomento, Rafael Simancas, Goya aseguró que las modificaciones propuesta en las enmiendas al articulado vía enmiendas transaccionales son “insuficientes” y que no implican cambios trascendentales en muchos de los grandes asuntos que preocupaban al sindicato, es decir, el tráfico rodado, la autoprestación o las terminales dedicadas.

El coordinador general añadió más tarde a través de un comunicado de prensa que “las enmiendas que se han presentado no modifican el sentido de la ley de atentar contra el actual modelo”, y recordó que la ley “perjudica gravemente los intereses de los trabajadores y pone en riesgo los puestos de trabajo”.

Hemos apostado por el diálogo, pero nos están obligando a tomar medidas de presión”, concluyó Goya.

Simancas: “La Ley eliminará los reductos de exclusividad”

Tras su reunión con Coordinadora, el portavoz socialista en la Comisión de Fomento, Rafael Simancas, declaró que la nueva Ley de Puertos supone apostar por la “liberalización”, con el fin de eliminar los “reductos de exclusividad” existentes en el sector de la estiba, lo que según Simancas supondrá “mejorar” e incrementar la “calidad" del empleo de los trabajadores portuarios. Durante la reunión, Simancas detalló al sindicato mayoritario de estiba que el PSOE quiere hacer compatible el objetivo de mejorar la eficiencia y la competitividad de la actividad de la estiba en los puertos españoles con la reclamación de los trabajadores de mantener el empleo y sus condiciones laborales actuales, declaró. Para ello, Simancas señaló que es necesario implementar una “evolución del modelo de estiba”.

Vía: DiarioDelPuerto.com