El PIB (producto interior bruto) de China registró un incremento del 11,9% en el primer trimestre de 2010, el ritmo más rápido de crecimiento del gigante asiático desde 2007, lo que supone 5,7 puntos porcentuales por encima del dato del mismo periodo de 2009, según los datos difundidos por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

Por otro lado, la oficina estadística china informó de que el índice de precios al consumo subió un 2,2% interanual en el primer trimestre de 2010. Sin embargo, en términos intermensuales los precios cayeron un 0,7% en el mes de marzo.

La producción industrial china también se disparó entre enero y marzo al crecer en tasa interanual un 19,6%, lo que supone 14,5 puntos porcentuales más que el dato del primer trimestre de 2009.

El portavoz del BNE, Li Xiaochao, destacó que el entorno para el desarrollo de la economía "sigue siendo complicado" y el país se enfrentan a "numerosas dificultades y problemas" en la recuperación económica.

Por ello, defiende la necesidad de mejorar la flexibilidad de las políticas para hacer frente a los nuevas situaciones y buscar el equilibrio entre un desarrollo económico rápido, el ajuste de las estructuras económicas y la gestión de las expectativas de inflación.