Las autoridades portuarias españolas realizaron 2.171 inspecciones de barcos de bandera extranjera durante el 2009, un 6,69 por ciento menos que en el 2008, cuando se registraron actuaciones sobre 2.325 buques, informaron a EFE fuentes de la Marina Mercante.

De todas esas inspecciones resultó la detención de 137 naves en el 2009, que frente a las 178 llevadas a cabo en el 2008, supone un descenso de un 23 por ciento.

Por meses, febrero con 17 detenciones y noviembre con 16, son los que presentan una mayor actividad, seguidos de julio con 12 y de marzo y junio con 11.
Tras el accidente ocurrido en Algeciras, el 'Rhea' será barco objeto de sucesivas inspecciones en los puertos de la Unión Europea en los que recale, en base al Memorandum de París.

En las inspecciones realizadas tras el accidente, Capitanía detectó al menos 24 deficiencias graves y otras 15 menores, por las que se quedó detenido en el dique exento de Isla Verde Exterior.
En cuanto a las nacionalidades o a las banderas de conveniencia, fueron los buques con pabellón panameño los más afectados por las detenciones, 19, seguido de Malta, con 11; San Vicente, con 7, y Antigua, con 6.

Las operaciones de inspección que se realizan en los puertos españoles se llevan a cabo en aplicación del Memorando de París, acuerdo alcanzado entre las 27 autoridades europeas más importantes más Canadá, que tiene como objetivo mejorar la seguridad en el tráfico marítimo.

En función de este acuerdo, los países miembros de la Unión Europea están obligados a inspeccionar, al menos, el 30 por ciento de los barcos extranjeros que entran en sus puertos.

Las detenciones contemplan desde varios días a periodos más largos de tiempo durante el cual los armadores de los barcos deben reparar las deficiencias contempladas para poder obtener el permiso oportuno de abandonar el puerto y seguir navegando.

Con estas medidas se quieren evitar riesgos en la navegación y una mayor protección del medio marino.

En cuanto a barcos españoles, durante el año 2009 se han inspeccionado 55.952 buques, lo que supone un aumento de un 17,4 por ciento, frente a los 47.648 del año anterior.