AP Moller-Maersk lanzó su primera 'memoria de sostenibilidad' con sus cifras anuales.

Maersk no es la primera compañía naviera que cuantifica sus esfuerzos en las actividades que caen bajo el apunte de la sostenibilidad.

La naviera japonesa Nippon Yusen Kaisha (NYK) ha hecho enormes progresos en los informes de sostenibilidad con los años. La naviera taiwanesa Evergreen también es conocida por sus esfuerzos.

Pero la entrada de Maersk es una especie de hito y barómetro. El informe en sí,con más de 100 páginas, cuenta con una tarjeta normalizada para cada una de las 18 empresas de AP Moller-Maersk, incluida Maersk Line, la naviera más grande del mundo.

Vale la pena tratar de caracterizar la sostenibilidad, un término con muchas definiciones brumosas. Lo mejor que ví en el informe es el postulado siguiente: "La sostenibilidad pretende ofrecer los mejores resultados para el medio ambiente humano y natural, ahora y en el futuro indefinido."

Aunque ambiguo, la sostenibilidad puede ser entendida como un paraguas bajo el cual una serie de actividades 'claves' se pueden organizar hacia el futuro. Estos incluyen el desempeño ambiental, la seguridad, la interacción con las comunidades, obras benéficas, las iniciativas contra la corrupción, las relaciones laborales y la satisfacción laboral, entre otros.

Algunos se preguntan si las empresas deben preocuparse de estos temas. En la teoría empresarial moderna, el accionista merece la atención primaria de la empresa, y la creación de valor para el accionista es la misión primordial.

Maersk ha integrado en silencio su enfoque de sostenibilidad en sus negocios desde comienzos de la década pasada y la aplicación de la disciplina para todas las empresas.

No sabemos a ciencia cierta, pero apostaría a que beneficiaran a los accionistas a corto plazo.



Lloyd's List (blog)