El transporte de mercancía por la ruta Guayaquil-Canal de Panamá-Rotterdam-Bremenhaven-San Petersburgo estará a cargo de seis modernos portacontenedores pertenecientes a la compañía danesa Maersk Line, que controla el 25 por ciento del sector en Rusia.

El primer ministro ruso, Vladímir Putin, su homólogo danés Lars Lekke Rasmussen y el ministro de Industria ecuatoriano, Xavier Abad Vicuna, inauguraron este lunes en San Petersburgo la primera línea oceánica de transporte de cargas entre Rusia y América Latina que permitirá transportar todo tipo de mercancías en tan sólo tres semanas.
Putin sostuvo que espera que disminuyan los precios de los bienes latinoamericanos, en particular el de las frutas, que actualmente se venden en Rusia "a precio de oro".
El traslado de la mercancía, que se efectuará una vez por semana, se realizará por la ruta Guayaquil (Ecuador)-Canal de Panamá-Rotterdam (Países Bajos)- Bremerhaven (Alemania)-San Petersburgo, a través de una nueva línea de transporte de cargas llamada Ecubex.

Moscú prevé que con esta nueva ruta puedan aumentar las ventas de fruta latinoamericana en Rusia y suministrar a Chile equipos para la extracción de carbón, abonos para las zonas agrícolas de Ecuador y Colombia, además de productos alimenticios para toda la región, informó la agencia rusa Ria Novosti.
Durante la inauguración, Putin destacó que "a pesar de la crisis, que afectó a la producción y el transporte de mercancías, la manipulación de cargas en los puertos de Rusia aumentó en un 9 por ciento en 2009".
La nueva línea Ecubex es gestionada por la naviera Maersk Line, que invirtió en este proyecto 33,1 millones de euros.