El coordinador general de Coordinadora, Antolín Goya, tiene previsto reunirse con representantes de APM Terminals y Maersk line para intentar modificar la decisión de la naviera de desviar el tráfico de contendores del puerto de Algeciras al de Tánger, lo que supondría perder la cuarta parte de la actividad de la Bahía.

Coordinadora espera que estas reuniones, que se prevé se celebren esta semana y la próxima, sirvan para conocer los motivos exactos que han llevado a Maersk Line a adoptar esta medida que, aclara, vulnera lo pactado en el convenio colectivo firmado a finales de 2008 con una vigencia de 10 años.

Al respecto, recuerda que al acuerdo alcanzado establece un movimiento anual de dos millones de contendores en el puerto de Algeciras, un pacto, destaca, que supuso que los trabajadores realizaran grandes concesiones para garantizar un volumen de actividad que ahora se modifica sin negociación previa.

Goya se plantea las reuniones como un medio para poder cambiar la decisión y demandar a la naviera que respete lo pactado, ya que, asegura, una medida de ese calado pone en peligro el empleo y la actividad de toda la comarca.

El máximo representante de Coordinadora recalca que la crisis económica ya ha producido una caída de la actividad en el muelle gaditano, que ahora además no se puede permitir perder la cuarta parte de su actividad.

La decisión de Maersk preocupa extremadamente a Coordinadora al producirse en medio de la tramitación del proyecto de ley de modificación de la Ley de Puertos de 2003 que tal y como está planteada generaría pérdida de empleo y precariedad laboral.