El director de la Agencia Pública de Puertos, José Salgueiro, ha participado en la asamblea anual de Suncruise Andalucía, que ha analizado la perspectiva de futuro de este sector

El sector de cruceros aumentó en Andalucía un 20% el número de pasajeros en 2009 respecto al año anterior, pasando de 659.612 viajeros registrados en los puertos andaluces de interés general en 2008 a 787.080 en el pasado año. Estos datos han sido dados a conocer en el marco de la asamblea anual de Suncruise Andalucía, con la participación del director de la Agencia Pública de Puertos (APPA), José Salgueiro. En este encuentro, celebrado en Sevilla, se ha analizado la actual situación y las perspectivas de futuro sobre el turismo de cruceros en Andalucía.

A pesar del incremento en el número de cruceristas, el número de escalas ha sido algo inferior --700 frente a 707--, si bien la explicación hay que buscarla en el mayor tamaño de los barcos, "siguiendo la tendencia que marcan las navieras y la industria crucerística", como ha señalado el presidente de Suncruise, Ángel Díaz Sol.

Respecto a los resultados obtenidos en el resto de puertos de interés general en España, la cifra de pasajeros en 2009 fue superior a los seis millones, correspondiendo a Andalucía el 13%, mientras que el número de escalas representa el 21% de las 3.377 de España.

El presidente de Suncruise también se ha referido a la repercusión que la industria de cruceros tiene en la economía social. Tomando como referencia datos de 2008, los últimos disponibles, en Europa el sector generó 32,2 billones de euros y 311.512 puestos de trabajo. Se calcula que tanto pasajeros como empresas navieras se gastaron en el conjunto del viejo continente 14,2 billones de euros.

Según el informe elaborado por The European Cruise Council sobre la contribución del turismo de cruceros a la economía de Europa en 2008, España es el tercer mayor destino para los pasajeros de cruceros, detrás de Grecia e Italia, y se gastaron 386 millones de euros, lo que representa una media de 66 euros por persona y día.
En Andalucía, según se desprende de un informe encargado por la Comisión Europea, durante 2008 los gastos directos de los pasajeros fueron de 53,5 millones de euros, es decir, el 14% del total nacional. El gasto medio por crucerista se sitúa en 66 euros.
Inversiones de ampliación y mejora en puertos

Estos datos anuncian la importancia del sector en la economía de los pueblos y ciudades de Andalucía, de ahí que los puertos estén haciendo una verdadera apuesta para adecuar sus instalaciones. En ese sentido, para los próximos años se calcula una inversión total superior a los 215 millones de euros.

Un ejemplo de ello es la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, que ha presentado ante Medio Ambiente el proyecto para la ampliación del Puerto de Tarifa. Se trata de un puerto de pasajeros (ferrys) que, una vez autorizado, también podrá acoger cruceros de mediano porte, mientras que Málaga está llevando a cabo la construcción de la segunda fase de la Estación Marítima de Levante que estará finalizada en 2011.

Motril, por su parte, proyecta un Centro de Recepción de Cruceristas y Cádiz va a convertir el edificio de la Estación Marítima en la primera terminal para buques de pasajeros que inicien o terminen su viaje en el muelle gaditano. En Sevilla, la nueva esclusa y el dragado del Guadalquivir permitirán la entrada de cruceros de mayor envergadura, mientras en Almería se trabaja en los accesos peatonales y señalización del puerto a la ciudad.

Dentro del Plan de Acción para 2010, Suncruise Andalucía ha estado presente en la última edición de Fitur y va a participar, el próximo mes de marzo, en Seatrade Miami, y a final de año en Seatrade Med Cannes, además de otra serie de acciones promocionales recogidas en el convenio de colaboración con la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía.
La asociación Suncruise agrupa a las siete autoridades portuarias andaluzas, la Agencia Pública de Puertos de Andalucía y a las Cámaras de Comercio andaluzas al objeto de fomentar y desarrollar el turismo de cruceros en nuestra comunidad.