Las labores de rescate del buque Rhea han comenzado esta tarde, aunque sin éxito, coincidiendo con la pleamar.

A primera hora de la mañana la naviera y aseguradora del buque han mantenido un encuentro de trabajo en el que han presentado el plan de reflotamiento a la Capitanía Marítima. Éste se ha llevado a cabo entre las 13:30 horas y las 15:30 de hoy viernes, aprovechando la pleamar. Para ello la naviera ha fletado el remolcador Luz de Mar -con 10.000 caballos es el más potente de los que operan en el área del Estrecho-, que con el apoyo de un remolcador de puerto y Prácticos, ha intentado sacar el buque del lugar donde está varado. Finalmente, cuando el remolcador estaba tirando al 95% de su potencia, se ha roto el fusible del cable de acero que unía el Rhea con el Luz de Mar.

Esta misma tarde se celebrará una nueva reunión de trabajo en la que las partes estudiarán otras opciones para liberar el buque con la mayor seguridad y rapidez posible.