La flota mercante mundial creció un 7 por ciento en 2009, alcanzando la cifra de 79.977 barcos con un registro de 879,2 millones de toneladas (GT), mientras que la española cayó un 2 por ciento, según el informe World Fleet Monitor, elaborado por la empresa inglesa Clarkson.

La flota mercante mundial contaba a finales de 2009 con 79.977 buques y 879,2 millones de GT según afirma el broker inglés Clarkson en un reciente informe titulado “World Fleet Monitor”. Según el mismo, el ritmo de crecimiento de la flota disminuyó, situándose por debajo del 7%. Por su parte Platou, que a comienzos de 2009 estimaba que este crecimiento sería del 9-10%, termina el año con cifras similares a las de Clarkson, estimando un crecimiento de la flota entre el 7 y 8%. Platou afirma que, tras varios años en los que el enorme crecimiento económico mundial ha tirado de la demanda de transporte marítimo con crecimientos interanuales del 8-9%, ésta ha disminuido durante 2009 alrededor de un 3%, y para 2010 prevé un crecimiento de la demanda de transporte de entre el 6 y 7%. Clarkson apunta un 3,5% de descenso de la demanda en 2009 y es más pesimista respecto de la recuperación en 2010, que estima en el 3%.

Según Platou, el índice de utilización de la flota mercante mundial cayó desde el 90% en 2008, que prácticamente se asimila a la plena utilización de los buques, al 81% durante este año, el nivel más bajo desde los años 80. Maersk, por su parte afirma que, en el caso de los graneleros, la flota creció un 7% y el índice de utilización disminuyó en un el mismo porcentaje, mientras que, para los petroleros, la flota aumentó un 7% y el índice de utilización bajó también 7 puntos, del 91% en 2009 al 84%. Platou afirma que, si las entregas de nuevas construcciones continúan retrasándose, todavía podremos observar cierta mejora en el índice de utilización, aunque pasará mucho tiempo antes de volver a llegar a valores de plena utilización.

Platou estima que los precios de las nuevas construcciones cayeron en 2009 un 25%, y espera que esta tendencia se mantenga en 2010 dada la baja actividad de contrataciones prevista.

El informe de Clarkson estima que, en diciembre de 2009, la cartera de pedidos contaba con 8.447 buques, con un total de 310,0 millones de GT, equivalentes al 35% de la flota existente. A 1 de diciembre de 2009 todavía faltaban por entregar 35,2 millones de GT de la cartera de pedidos prevista para 2009, y para 2010 se entregarán 124,2 millones de GT más, de las que el 43,6% son graneleros, el 22,2% petroleros y el 18,4% buques de carga general. Por tanto, para 2010 se espera un fuerte crecimiento de la flota, aún cuando las cancelaciones de pedidos y la disminución de nuevos encargos puedan contrarrestar en cierta medida ese crecimiento.

Actualmente son mayores de 25 años sólo el 3,8% de los petroleros, el 11,9% de los graneleros, el 2,9% de los portacontenedores y el 11,3% de los gaseros, por lo que no parece que vayan a producirse grandes niveles de desguaces.

Al 1 de diciembre de 2009 la flota abanderada en países europeos había aumentado un 8,6%, según Clarkson, totalizando 187,7 millones de GT. Las principales flotas europeas registraron aumentos muy notables: Malta (+15,9%), Reino Unido (+10,4%) y Grecia (+10,1%). De los 12 pabellones de la UE que cuentan con más de 2 millones de GT, España fue el único cuya flota descendió en 2009 (en torno a un 2%).

Clarkson también afirma en su estudio que actualmente las Sociedades de Clasificación miembros de IACS clasifican un total de 826,8 millones de GT, el 94% de la flota mundial, un 5,4% más que a principios de 2009. La sociedad de clasificación con más cuota es Nippon Kaiji Kyokai con 173,8 millones de GT, seguida de Lloyd´s Register´s (141,2 millones de GT). NKK tiene principalmente clasificados graneleros (53% de su flota clasificada y el 36% de la flota mundial de graneleros) y ABS es la Sociedad de Clasificación que cuenta con mayor número de petroleros (24% de las GT mundiales de petroleros), porcentaje muy similar al clasificado por LR y DNV.

La flota española cayó un 2 por ciento en 2009

En el caso de España, Manuel Carrier, director general de la Asociación de Navieros Españoles (ANAVE), indicó a EFE que en lugar de considerarlo como algo negativo, es precisamente lo contrario, ya que "las navieras españolas han sido prudentes" y no han aumentado su cartera de pedidos, manteniendo durante más tiempo aquellos buques que eran rentables, pese a su antigüedad.

En el 2009, 12 barcos de navieras españolas fueron vendidos para el desguace, y como consecuencia de ello la flota aparece con una caída del 2 por ciento.

El director general de ANAVE explicó que "se está desequilibrando la oferta y la demanda", ya que se puede producir un aumento de la flota en los próximos años de entre un 8 y un 9 por ciento, aunque la cartera de pedidos, de no haber "cancelaciones", está entre el 45 y el 47 por ciento de la flota total mundial.