decomiso inmaduros
El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras detectó el pasado año 2009 más de 4.000 infracciones administrativas y delitos relacionados con la fauna salvaje, los animales domésticos, la ordenación del territorio, costas y residuos, entre otras materias. En atentados producidos sobre la ordenación del territorio se han realizado un total de 211 actuaciones, que comprenden construcciones ilegales en zonas de protección como el Parque Natural del Estrecho, Parque Natural de los Alcornocales, zonas de costas y vías pecuarias y en materia de minería. En materia de protección del medio ambiente relacionado con el turismo, ocio , deportes , protección de áreas restringidas de costa y la preservación de la flora, montes y bosques se han realizado cerca de 3.000 actuaciones por acampadas ilegales, circular con vehículos a motor por zonas no habilitadas y talas de árboles. Dentro de las infracciones referentes al Convenio Internacional de Tráfico de Especies (Cites), reglamento de la fauna salvaje que comprende la caza y la pesca y al de animales domésticos, se han realizado más de 500 actuaciones principalmente por no realizar el deporte cinegético en los días habilitados o en lugares protegidos o por capturar más especies de las permitidas, por pasear con perros sueltos o sin bozal en lugares protegidos y en la costa . En incendios forestales se realizaron alrededor de 80 actuaciones por realizar quemas incontroladas o realización de barbacoas y hogueras en lugares no habilitados en días prohibidos de alto índice de riesgo de incendio, deteniendo a una persona que causó un incendio forestal.

Intervinieron más de 150 animales por infracciones del convenio CITES, se recuperaron 54 animales heridos y se intervinieron 6.688 kilos de pescado no apto para el consumo.

Con respecto a la legislación de contaminación de agua, residuos sólidos y ambientales se realizaron 300 actuaciones, siendo principalmente pesca en rios, agresiones por vertidos o acampadas junto a cauces, abandono de vehículos, vertido de aceites y quema de cable. El resto de actuaciones, más de 200, fueron encaminadas al cuidado del medio ambiente en el Campo de Gibraltar. Se han intervenido más de 150 animales por infracciones al convenio Cites, a la ley de animales domésticos y la fauna salvaje. Se han recuperado 54 animales que se encontraban heridos por diferentes motivos, siendo depositados en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Pelayo (Algeciras), perteneciente a la Consejería de Medio Ambiente. Asimismo, se intervinieron 6.688 kilos de pescado destinado al consumo humano, que carecían de la talla reglamentaria, o no poseían las condiciones sanitarias exigibles para el consumo humano .