La Revisión de la UNCTAD sobre el transporte marítimo se ha publicado anualmente desde 1968
Estrecho de Gibraltar
Más del 80% del comercio internacional de mercancías se realiza por vía marítima y el sector naval se enfrenta a un periodo de desafíos ante la crisis económica global. El transporte marítimo internacional creció un 3,6 por ciento en 2008, pero este aumento fue inferior al del año anterior y al previsto y coloca a la industria en una difícil situación. Así lo señala el 'Estudio del Transporte Marítimo 2009' difundido hoy por la UNCTAD (Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo).

El informe revela que se registró una desaceleración en el crecimiento del sector debido a la inestabilidad económica en el mundo.

El informe calcula que en 2008 se transportaron por barco 8.170 millones de toneladas de mercancías. El transporte de materias primas secas como hierro, carbón, grano, aluminio o fosfatos, que representa cerca de una cuarta parte del comercio marítimo, creció un 4,7 por ciento, frente al 5,7 por ciento que aumentó en 2007.

El declive en el crecimiento de este comercio marítimo es más grave para el sector porque tiene lugar justamente cuando la flota mercante mundial ha ampliado su capacidad, señala el informe.

A principios de 2009, la capacidad de la flota alcanzó los 1.190 millones de toneladas de peso muerto, lo que supuso un aumento del 6,7 por ciento respecto a enero de 2008, y esto fue en respuesta a los pedidos que se habían hecho antes de estallar la crisis financiera mundial, cuando la industria esperaba que siguiera aumentando la demanda.

Una recuperación parcial ya se registró a partir del segundo semestre de 2009, afirma el organismo, pero todavía existe volatilidad en las tasas de flete, lo que sugiere incertidumbres para economías en desarrollo dependientes del comercio de materias primas.

Cerca del 80 por ciento del comercio internacional se transporta por vía marítima, y una cifra mucho mayor en los países en desarrollo.