atún
El objetivo es que los nuevos topes de captura para las pesquerías de esta especie entren en vigor antes de que las almadrabas comiencen a faenar La Consejería de Agricultura y Pesca confía en cerrar un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) durante la reunión que tendrá lugar con el secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, en la segunda semana de enero y que garantizará la viabilidad de las pesquerías andaluzas que dependen de las capturas de atún. En dicho encuentro se continuarán las negociaciones iniciadas en Madrid, con el objetivo de conseguir para las flotas andaluzas que dependen de la pesca del atún unas cuotas suficientes para garantizar la actividad y el empleo que actualmente generan. La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha mantenido en Madrid una primera reunión de trabajo en la que el Gobierno central ha mostrado su disposición para atender las necesidades del sector pesquero andaluz, y especialmente de las flotas pesqueras artesanales que tienen en el atún su principal fuente de ingresos. La titular de la Agricultura andaluza confía en que el nuevo reparto de las cuotas regionales de atún entre en vigor antes de febrero, debido a que habitualmente las almadrabas comienzan su actividad a finales de enero. "Es decisivo para el futuro de las almadrabas que se cierre un acuerdo con el Gobierno central en la próxima reunión, de modo que esa actividad artesanal que no puede pescar otras especies pueda iniciar su temporada con la asignación de cuota suficiente para mantener empleo y rentabilidad", según la consejera de Agricultura. Flotas respetuosas Durante la reunión celebrada en Madrid, se ha entregado al MARM un documento con el posicionamiento andaluz y con los argumentos que justifican la asignación a Andalucía de cuotas de captura de atún a la medida de las necesidades reales del sector pesquero. "Hemos defendido con firmeza la posición andaluza y vamos a seguir reclamando con ahínco las peticiones que nos ha transmitido el propio sector, ya que no podemos permitir que la reducción mundial de cuotas de captura de esta especie penalice finalmente a las flotas pesqueras artesanales de Andalucía que han demostrado en el tiempo ser las más respetuosas con los recursos disponibles, como en el caso de las almadrabas, el palangre y la flota artesanal del Estrecho", ha añadido Clara Aguilera. La reasignación estatal de las cuotas de pesca de atún rojo es una consecuencia directa de la decisión adoptada por ICCAT (Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico) el pasado mes de noviembre para reducir la pesca de atún en todo el mundo, con el objetivo de proteger la especie. En la actualidad, el tope de capturas en Europa es de 13.500 toneladas, de las que 2.506 toneladas corresponden a España. La Consejería de Agricultura y Pesca ha basado su estrategia de negociación con el MARM en que se tenga en cuenta el empleo y la actividad económica que representa en la región la pesca de atún, en comparación con otras comunidades autónomas. Prueba de esta importancia, por ejemplo, es que de las ocho almadrabas registradas en toda España, seis tienen base en puertos andaluces.