Ojo Del Muelle 7
Manuel MorónREFLEXIÓN ESTRATÉGICA Manuel Morón - Presidente En breve se va a iniciar en nuestra Autoridad Portuaria el proceso de elaboración de un nuevo Plan Estratégico. Muchos son los motivos que justifican esta actuación pero me detendré sólo en dos. El primero de ellos se sintetiza muy bien en el conocido axioma “o renovarse o morir”. Los proyectos, las organizaciones, las ideas, las personas deben estar siempre en un continuo proceso de cambio y adaptación. El inmovilismo, la apatía y el anquilosamiento son amenazas de las que siempre debemos huir. Además existe una segunda razón poderosa para la elaboración de un nuevo Plan Estratégico: el entorno portuario del Estrecho, en el que se desarrolla nuestra actividad, ha experimentado un cambio radical y nuestras estrategias deben revisarse en función de dicho cambio. Desde presidencia y dirección, con la participación de los miembros del comité de dirección, se han establecido ya las líneas básicas elementales de la nueva estrategia. Nuestra intención es que el documento del Plan se desarrolle a partir de estas premisas, contando para su elaboración y concreción con la participación del resto de colectivos que integran la APBA y de los principales agentes de nuestra Comunidad Portuaria. Las líneas básicas que conformarán el armazón del nuevo Plan Estratégico son dos: El Negocio y Lo Social, palabras que derivan de las expresiones inglesas, acuñadas ya en el argot portuario, Hard Value y Soft Value. Con la primera de estas líneas estratégicas se pretende impregnar a toda nuestra organización del espíritu del negocio portuario. Todos y cada uno de los departamentos de la Autoridad Portuaria deben acomodar su actuación a esta nueva estrategia, que se corresponde con el nuevo rol de líderes de la oferta portuaria que están llamadas a jugar las Autoridades Portuarias en una concepción moderna de los puertos. Pero una Autoridad Portuaria no es una empresa cualquiera. Se trata de una empresa pública, que gestiona un patrimonio público y cuyos principales ingresos provienen de las tasas públicas que venimos obligados, por ley, a cobrar a los usuarios del puerto. Esto nos lleva a fijar como segunda línea estratégica del Plan la dimensión social, que deberá, al igual que la idea de negocio, presidir todas las actuaciones de la APBA. Dentro de esta dimensión social se deben incluir todos los aspectos relacionados con la Responsabilidad Social Corporativa que hacen referencia a nuestros empleados, a nuestros clientes, a nuestros proveedores, al medio ambiente, a las relaciones puerto-ciudad y, en definitiva, a la rentabilidad social de todas nuestras actuaciones. Espero que este breve apunte sobre el nuevo Plan Estratégico sirva para animar a todos a participar en su elaboración.