A las diez de la mañana está previsto que comparezcan en el juzgado de Algeciras los activistas de Greenpeace y un operador de cámara que se encuentran detenidos desde este domingo en la comandancia de la Guardia Civil. Fueron arrestados en aguas de la bahía algecireña durante una acción de protesta de la organización ecologista contra el buque carbonero "Federico II".

Agentes del Servicio Marítimo de la Guardia Civil detuvieron ayer a una decena de activistas del grupo ecologista Greenpeace y a un operador de cámara durante el abordaje del buque carbonero Federico II, en aguas de la Bahía de Algeciras. La detención se realizó sobre las 11.00, cuando cuatro activistas de Greenpeace, que habían llegado a bordo del Rainbow Warrior, subieron al carguero, de 240 metros de eslora, que trataba de atracar en las instalaciones de la central térmica de Los Barrios, para descargar 88.500 toneladas de carbón procedentes de Colombia. Según los ecologistas, entre los detenidos están las cuatro personas que abordaron el buque para impedir la descarga de carbón. El resto de los detenidos se encontraban a bordo de dos embarcaciones neumáticas que seguían de cerca la acción de protesta de los ecologistas y que fueron interceptados por patrulleras de la Guardia Civil.

Cuatro activistas de los 16 que tripulaban el buque insignia de Greenpeace subieron a bordo del 'Federico II' para intentar evitar que atracase y descargase.

Los ecologistas condenan la "actitud" de Zapatero previa a la cumbre danesa.

Según la responsable de la campaña de Energía y Cambio Climático de Greenpeace, Sara Pizzinato, "los activistas estaban tratando de evitar uno de los mayores atentados contra el clima", la quema de carbón, "pero una vez más se persigue a los que defienden al medio ambiente en vez de a los que atentan contra él", añadió. "Con esta acción pacífica queremos que el presidente del Gobierno deje de financiar el carbón y se decida a asistir a la Cumbre del Clima de Copenhague para conseguir un acuerdo justo y vinculante para el clima", afirmaron los ecologistas. Cuando faltan 28 días para que comience la cumbre de Copenhague sobre cambio climático, los activistas recuerdan que el carbón es el mayor emisor de CO2.