almadraba
Un nuevo recorte mundial en las capturas del atún rojo deja al sector almadrabero de la provincia de Cádiz al borde de la quiebra. La reducción a 600 toneladas obliga a cerrar al menos dos almadrabas y afecta a unas 200 familias. Tras días de debate en Brasil, la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) ha decidido esta madrugada bajar en un 42% las capturas de esta especie, en peligro de extinción. Para el sector artesanal de la provincia supone pasar de las 1.088 toneladas a casi la mitad, 600 y echar el cerrojo de al menos dos almadrabas. Mientras tanto, la flota industrial, responsable de esquilmar los caladeros, seguirá pescando sin problemas. El sector comienza a analizar hoy esta medida. De momento ya han pedido una reunión urgente con la consejera de Pesca en cuanto regrese la delegación española, para buscar alternativas que ayuden a mantener la pesca artesanal, de la que viven, sólo en Cádiz, mas de 2.000 familias. Además de la reducción de cerca del 40 por ciento del TAC, esta medida conllevará varios cambios. En primer lugar, la temporada de pesca de cerco será reducida a un mes (del 15 de mayo al 15 de junio), y se descartará la opción de extender la temporada pesquera por derogación a causa del mal tiempo, indicó la CE. EL PA DENUNCIA LA “FALTA DE CONTUNDENCIA DEL GOBIERNO DE ZAPATERO” El comité provincial del Partido Andalucista ha denunciado “enérgicamente” como los eurodiputados andaluces, tanto del PP como del PSOE, “que defienden los intereses de todos los ciudadanos y ciudadanas del país, no de pronuncian contundentemente para defender las Almadrabas”. Para el secretario provincial del PA, Ramón Sánchez Heredia, su partido, consciente de la tradición almadrabera en la provincia que se remonta a tiempos de los Romanos, tiene “el deber de elevar a los organismos competentes, el que defiendan más enérgicamente no sólo la cultura del Atún sino la de más de 200 personas que pasarán directamente a engrosar las listas del paro. Estando la provincia de Cádiz a la cabeza en niveles de desempleo en toda la península ibérica”. En este sentido, los andalucista se solidarizan y apoyan a las almadrabas de Conil, Barbate, Zahara y Tarifa, “puesto que el tope de capturas se ha fijado en 13.500 toneladas, quedando para las almadrabas en 600 toneladas, cantidad que según la Organización de Productores Pesqueros de Almadraba sólo se pueden mantener dos, de las cuatro que existen en la provincia. Esto supone un gran golpe para las economías de muchas familias”.