MSC Shenzhen
Melero insiste en la necesidad de que se aceleren los trámites derivados del accidente El comité provincial del Partido Andalucista (PA) lamentó ayer que una vez más el Campo de Gibraltar haya vuelto a sufrir un vertido contaminante con "consecuencias desastrosas" a nivel ecológico y económico, ya que ponen en peligro 150 puestos de trabajo en el astillero de Cernaval, donde ocurrió el accidente del 'MSC Shenzhen' el pasado 28 de octubre. "En la difícil situación de empleo en que se encuentra la comarca, sobre todo en el sector industrial, la pérdida de un nuevo puesto de trabajo es un gran problema cuanto más si estamos hablando de un centenar y medio", declaró el secretario provincial andalucista, Ramón Sánchez Heredia. En este sentido, el portavoz del PA en el Ayuntamiento de San Roque, Manuel Melero, exigió que se aceleren todos los trámites derivados del accidente para que el Astillero de Cernaval recupere su actividad normal, para que la plantilla no sufra un incidente del que es totalmente ajeno, e incluso se den soluciones temporales para que ningún trabajador tenga que abandonar la plantilla de la empresa y no se pierda ningún puesto de trabajo. El empleo es la principal línea política actualmente y, por ello, consideraron "básico" que se luche por cada puesto de trabajo que pueda encontrarse en peligro. Además manifestaron que los puestos de trabajo del sector industrial son "todavía más prioritarios", dado que a los empleos directos hay que añadir los inducidos o indirectos. "Por tanto, es una cadena que hay que cuidar". "Las Administraciones Públicas, comenzando por la Junta de Andalucía, tienen la obligación de ser vigilantes y actuar con eficacia y agilidad para mediar en los conflictos y evitar las consecuencias, incluyendo en los casos que sea necesario el que haya las ayudas económicas necesarias", aseveró Ramón Sánchez Heredia.