flag UE
La Comisión Europea (CE) presentó esta semana un informe en el que describe los logros de la Política Marítima Integrada (PMI) de la Unión Europea (UE) obtenidos durante los últimos dos años. También sugirió propuestas para dos temas importantes relacionados con la PMI: la integración de los sectores y los países en materia de vigilancia marítima y la dimensión internacional de la política marítima de Europa. Los tres documentos explican cómo se puede desarrollar el potencial económico de los recursos costeros y marítimos europeos y, a partir de allí, garantizar mares más seguros a través de estrategias de gobierno y sinergias en todo el ámbito de las políticas relacionadas con el mar. El presidente de la CE, José Manuel Barroso, señaló al respecto: "El primer lanzamiento de una política marítima integrada ambiciosa es un logro fundamental de la Comisión actual. También es un desafío para la próxima Comisión [...] Por ejemplo, quiero que las Carreteras del Mar se conviertan en una realidad. Por el bien de un desarrollo responsable y útil de los océanos y el mar, debemos desarrollar estrategias de planificación del espacio marino; vigilancia marítima integrada a través de las fronteras y los países y construir una red de datos y de observación marina." Por su parte, el comisario europeo de Pesca y Asuntos Marítimos, Joe Borg, agregó: “A pesar de que la Política Marina Integrada es una política europea muy joven, ya consiguió cambiar la manera en que Europa maneja sus bienes marítimos e hizo posible que las cuestiones marítimas estén presentes en la agenda de Europa. El comienzo excelente que tuvimos con la PMI debería alentarnos más para desarrollar un pensamiento más avanzado y audaz en el futuro. Debería impulsarnos a ampliar los límites para tomar decisiones coordinadas para el bien de nuestro medioambiente marítimo, la economía y la seguridad marítima”. El Informe de Progresos revisa dos años de logros de la PMI y esboza seis orientaciones políticas estratégicas para el futuro:
  • Integración de gobierno marítimo: las instituciones de la UE, los Estados miembros y las regiones costeras tienen la responsabilidad de asegurar la integración política permanente y la implementación de agendas conjuntas para las cuestiones marítimas. Es necesario establecer estructuras efectivas para la colaboración de todos los sectores y para la consulta de las partes interesadas, para aprovechar las sinergias de las políticas marinas de los distintos sectores.
  • Desarrollo de herramientas políticas bien estructuradas y jerarquizadas: concretamente, la planificación del espacio marítimo, el conocimiento integral de los datos marinos y la vigilancia marítima integrada.
  • Definición de límites para las actividades marítimas que garanticen la sustentabilidad, en el marco de la Directiva de la Estrategia Marina.
  • Desarrollo de estrategias para las cuencas regionales: prioridades y herramientas necesarias para que los asuntos marítimos se adapten al contexto único, desde el punto de vista geofísico, económico y político, de las principales cuencas marítimas de Europa.
  • Desarrollo de la dimensión internacional de la Política Marítima Integrada: liderazgo multilateral y bilateral de la UE en cuestiones marítimas globales, incluyendo el debate sobre el cambio climático y la preservación de la biodiversidad marina.
  • Enfoque renovado del desarrollo económico sustentable, la generación de empleo y la innovación: la UE debería impulsar el desarrollo de transporte marítimo intraeuropeo, estimular las inversiones en el transporte marítimo bajo bandera de la UE y el sector de astilleros, impulsar el proyecto de barcos limpios, vincular aún más la energía de la UE y las políticas sobre el cambio climático con la política marítima y asegurar que la política marítima y de las áreas costeras se discuta en el debate sobre la cohesión territorial.
Durante 2010, se publicará un documento político sobre el desarrollo de estas seis orientaciones estratégicas. La CE también desarrolló estrategias para ayudar a los Estados miembros de la UE a establecer un sistema de intercambio de información que posibilite una vigilancia más integrada. El objetivo es establecer actividades de vigilancia más eficientes y económicas, compartiendo datos entre los Estados miembros de la UE. Además, CE identificó los desafíos tecnológicos, legales y relacionados con la seguridad que afronta esta estrategia y propone soluciones. El ejecutivo de la UE lanzará en breve dos proyectos piloto que ponen a prueba la integración de la vigilancia marítima: uno en el Mediterráneo y en las zonas del Atlántico, y otro en una cuenca del Norte.