suez
Los peligros de la piratería en el canal de Suez, uno de los pilares de la economía de Egipto, amplifican los efectos de la crisis económica internacional. El tráfico a través del Canal de Suez continúa disminuyendo En agosto, el tráfico de contenedores se redujo el 15,7%, informó el sitio de noticias árabes Bikya Masr. El tráfico de contenedores es comercialmente muy importante para la Autoridad del Canal de Suez. La disminución en el tonelaje de contenedores comenzó en noviembre pasado, debido a la crisis financiera mundial y alcanzó su punto más bajo en febrero con un -32,1% en el tonelaje y una caida del 25,1% en el número de buques. El gobierno egipcio y algunos analistas están preocupados por el futuro de la vía acuática, debido a la crisis económica mundial y de la 'amenaza pirata' a los barcos en tránsito en el Golfo de Adén. En los últimos años, el crecimiento de la economía mundial hizo crecer el comercio internacional, lo que llevó a un aumento récord de los ingresos proporcionados por el canal. En 2008 se registró la mayor recaudación anual, con 5.400 millones de dólares y el mejor mes fue presisamente agosto con 504 millones de dólares. Las autoridades temían que el creciente delito de piratería en el Cuerno de África y en el golfo de Aden perjudicara la navegación por el canal. Algunas empresas de transporte marítimo modificaron sus rutas y prefirieron pasar por el cabo de Buena Esperanza. Pero la consecuencia grave fue el efecto colateral del aumento de las primas de seguros de las compañías de transporte, lo que hace aumentar sus costos generales. El canal es una de las tres principales fuentes de divisas del país, las otras son el turismo y las remesas enviadas por los egipcios que trabajan en el extranjero.