Cosco pacific El Pireo
Los 1.500 trabajadores del puerto ateniense de El Pireo (Grecia) iniciaron ayer una huelga de 48 horas para protestar contra la cesión a la empresa china Cosco de la gestión del tráfico de contenedores de la empresa estatal. La Federación de Funcionarios Portuarios y la Unión de Trabajadores Portuarios convocaron un paro que ha provocado ya la acumulación de más de 200.000 toneladas de mercancía en el puerto y ha dejado unos 12.000 contenedores por descargar. El pasado marzo, el Parlamento griego aprobó la privatización de la gestión del tráfico de contenedores, concedida por 35 años a la empresa Ocean Shipping Company del grupo Cosco. Este puerto es el mayor de Grecia y uno de los mas importantes de la región del Mediterráneo oriental, con capacidad para operar 1.370.000 toneladas de mercancías al año. El acuerdo con Cosco entró en vigor el 1 de octubre y los trabajadores piden al recién elegido Gobierno socialista que "congele" y renegocie los términos, tal como había prometido en la campaña electoral el nuevo primer ministro, Giorgos Papandreu. Los sindicatos argumentan que la privatización no era necesaria ya que el negocio de contenedores aporta ganancias a la Autoridad Portuaria de El Pireo. Aunque la empresa china no ha anunciado despidos, los empleados temen que los nuevos propietarios modifiquen las actuales condiciones de trabajo. En una misiva enviada en septiembre al Gobierno y a los partidos, los representantes de los trabajadores aseguran que "el 65% de las ganancias del puerto provienen del terminal, que sirve al flujo de las exportaciones e importaciones del país en un 46% de su capacidad y el resto es tránsito a otros países". Según la información publicada por los medios griegos, Cosco se muestra dispuesta a renegociar parte de la concesión con el nuevo Gobierno.