radar cazapiratas
Una empresa británica ha diseñado un radar de superficie que puede detectar incluso los botes más pequeños sobre la superficie del agua. Esto podría cambiar la suerte de los piratas somalíes en sus faenas en las costas de África Oriental y el Golfo de Adén. Hasta ahora, los radares no han sido capaces de detectar las pequeñas embarcaciones piratas, lo que significa que los barcos que cruzan las peligrosas aguas del Cuerno de África no tienen ningún aviso de un ataque inminente. Las pruebas de los nuevos radares están previstas para principios del próximo año y, si tienen éxito, podrían estar en funcionamiento pocos meses después. La piratería se ha convertido en una importante amenaza para la navegación en áreas tales como Somalia, el Golfo de Adén y la costa de África occidental. En 2008, 111 de los 293 incidentes de piratería registrados por la Oficina Marítima Internacional ocurrieron en las costas de Somalia y 42 buques fueron secuestrados. Los barcos rehenes pagaron entre 30 y 50 millones de dólares. En la sede del periódico The Times en el Reino Unido, expertos en defensa afirmarón que el número de ataques de este año ya puede ser el doble del total de 2008. Los armadores han estado buscando maneras para proteger a sus buques, que a menudo llevan cargas por valor de hasta 100 millones de dólares. Pero hasta ahora la tecnología existente en los buques no estaba desarrollada para detectar pequeños botes y lanchas rápidas, favoreciendo la piratería. BAE Systems comunicó este mes que había desarrollado un radar de superficie que puede detectar los pequeños botes más allá del horizonte. El radar tiene un alcance de hasta 25 km y cubre los 360 grados alrededor de la nave.