Ceuta_Algeciras
El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, instó al Ministerio de Fomento a "extremar la vigilancia" sobre el servicio que prestan las navieras que operan en la línea Ceuta-Algeciras, según se desprende de la respuesta que ha remitido al Consejo Económico y Social (CES) de la ciudad autónoma por la queja que este le remitió en primavera por el precio y condiciones de prestación del servicio en la línea del Estrecho. En su contestación, a cuyo contenido íntegro ha tenido acceso Europa Press, Múgica dice que a su entender las compañías navieras no incurren en "irregularidad alguna ni vulneración de la legalidad vigente" en su actividad en la línea del Estrecho, pero no obstante invita al Ministerio de Fomento a, "dentro de sus competencias, extremar la vigilancia de estos aspectos --la calidad de sus servicios-- exigiendo a las compañías el mantenimiento de unos parámetros de calidad mínimos y suficientes". El documento del Defensor resume los informes que sobre este tema solicitó a las distintas Administraciones, de la que concluye que dado que desde las instituciones se comparte la opinión del CES "de que la percepción que los ciudadanos tienen de la baja calidad de alguno de los servicios marítimos" esta "podría estar legitimada a pesar de la subjetividad implícita siempre en este asunto". No obstante, Múgica reconoce que la institución que dirige no ha apreciado en principio "irregularidad alguna ni vulneración de la legalidad vigente" que le permita "continuar con la presente investigación". "Entendemos", señala en su escrito, "que las referidas Administraciones [Gobierno de España y Ciudad Autónoma] han dado respuesta a sus reiteradas y fundadas solicitudes de información y explicaciones, causa fundamental por la que se inició la tramitación de su escrito de queja, desprendiéndose del fondo de los escritos que la seguridad marítima y la frecuencia de las comunicaciones entre Ceuta y Algeciras, y viceversa, estarían garantizadas y cubiertas". El documento extrae la mayor parte de su contenido del informe que le remitió la Delegación del Gobierno a raíz de la queja del CES al Defensor. De la Ciudad Autónoma sólo se refiere la existencia de un texto, firmado el 15 de mayo, en el que se da cuenta "del sistema impositivo aplicable a la venta a bordo de los buques que realizan la travesía", mientras que procedente del Ministerio de Fomento tan sólo se cita la existencia en el expediente de "copia de los informes elaborados por la Capitanía Marítima de Ceuta y por la Entidad Pública Empresarial Puertos del Estado", aunque no se detalla su relevancia. "EL PASAJE ES CARO" En lo referente a la carestía del pasaje el delegado del Gobierno en Ceuta, José Fernández Chacón, indica que "en lo que se refiere a este tema sí está justificada la queja del CES, ya que el coste milla/hora es caro y, según mi apreciación personal, junto a la deficiente atención al pasajero y los deficientes sistemas de información sobre modificaciones imprevistas, etcétera, la principal causa de que la percepción del usuario del servicio de transporte entre Ceuta y Algeciras sea tan negativa como es en la actualidad". La Delegación justifica algunos retrasos en las salidas y llegadas de los buques porque considera que sólo sería posible evitarlos, sobre todo en periodos como Navidad, Semana Santa o la OPE de alta afluencia de pasajeros, "aumentando el tiempo de estancia de los buques en puerto" y disminuyendo el número de viajes diarios, pero no evita considerar "publicidad engañosa" el que las navieras publiciten trayectos de 35 minutos de duración "cuando la realidad es que la navegación es, en el mejor de los casos, de cincuenta y cinco minutos". La institución también se felicita porque desde abril del año pasado, cuando Capitanía Marítima de Ceuta exigió a las compañías que detallasen al máximo las causas que justifican sus "frecuentes" cancelaciones por "causas técnicas", se hayan reducido al mínimo dichas suspensiones de rotaciones, que están motivadas en su inmensa mayoría por causas meteorológicas acreditadas.