Grandi Navi Veloci
  • España e Italia acuerdan seleccionar 'autopistas del mar'
  • El objetivo es reducir el tráfico en los grandes ejes viarios y desarrollar el transporte marítimo como modo complementario, en el contexto de una política de transportes sostenible.
España e Italia han acordado dar un impulso a las autopistas del mar mediante la suscripción de un convenio que contempla la creación de una Comisión Intergubernamental encargada de la promoción, establecimiento y explotación de una o varias autopistas del mar entre ambos países. El ministro de Fomento, José Blanco, y su homólogo italiano, Altero Matteoli, han suscrito el acuerdo, durante la celebración de la XVI Cumbre hispano-italiana que se celebró en Cerdeña. Las Autopistas del Mar estarán constituidas por el tramo o tramos de líneas marítimas que unan de modo directo España e Italia que, además, podrán prolongarse con tramos de cabotaje nacional y/o hacia puertos de países miembros o no de la Unión Europea. Únicamente el tramo o tramos de líneas marítimas que unan de modo directo España e Italia podrán ser objeto de subvención en el marco del presente acuerdo, cuya formalización se inscribe en los compromisos alcanzados entre ambos países en la anterior cumbre hispano-italiana celebrada en Nápoles en diciembre de 2007. El objetivo de las Autopistas del Mar es establecer medidas de promoción del transporte marítimo de corta distancia en Europa como alternativa a la carretera. Se trata así de contribuir a reducir el tráfico en los grandes ejes viarios, mediante una transferencia significativa de vehículos pesados de la carretera hacia la vía marítima, impulsando el transporte marítimo como modo complementario al terrestre, en el contexto de una política de transportes sostenible. Trabajo de la Comisión La Comisión Intergubernamental se encargará de elaborar un proyecto de acuerdo que contemplará los compromisos financieros de los Estados y sus modalidades de seguimiento. Asimismo, realizará un concurso de selección de ofertas; propondrá los estudios necesarios para el establecimiento y explotación de las posibles Autopistas del Mar, así como el estudio de medidas que contribuyan al éxito de las mismas (ecobono, campañas de información, etcétera). Los candidatos a estas Autopistas del Mar designarán los puertos españoles e italianos que puedan estar involucrados, teniendo especial relevancia la contribución a la transferencia entre modos de transporte. Una vez seleccionadas una o varias ofertas, los Estados formalizarán un Acuerdo internacional, cuya aprobación estará sujeta a la autorización de las instancias competentes de ambos Estados. Innovación, seguridad y sostenibilidad , prioridades españolas Durante la reunión, mantenida antes de la firma del convenio, Blanco ha manifestado, a su homólogo italiano, su satisfacción por este acuerdo que permitirá no sólo consolidar las líneas de transporte marítimo ya existentes entre España e Italia, sino también impulsar otras de nueva creación, en persecución de una política de transportes sostenible. Además, el Ministro de Fomento, ha aceptado la invitación de Altero Matteoli para asistir a las próximas Jornadas sobre Redes Transeuropeas, que se celebrarán en Nápoles los días 21 y 22 de octubre. Blanco ha recordado que éste es uno de los temas prioritarios a impulsar durante la presidencia española del Consejo de Transportes de la Unión Europea que tendrá lugar durante el primer semestre de 2010 y en el que España tiene por objetivo, en materia de transportes, prestar especial atención a la innovación, la seguridad y la sostenibilidad. Así, en materia de innovación, España pretende potenciar todos los programas existentes en relación con los denominados Sistemas inteligentes de transporte (ITS) y los Sistemas de navegación por satélite (Galileo). En cuanto a seguridad, Blanco destacó el decidido impulso a modificar la Directiva de Investigación de accidentes aéreos. Por otra parte, para primar la sostenibilidad y la cohesión como criterios fundamentales en la política de transporte, España durante su presidencia del Consejo de Transportes europeo apoyará firmemente la revisión de las redes transeuropeas de forma que se incluya el Corredor Mediterráneo como proyecto prioritario.