boat
  • La pesca ilegal representa alrededor del 14% del volumen anual mundial según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza
  • Uno de los grandes problemas a menudo asociados al exceso de capacidad de las flotas pesqueras es la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR)
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) concluyó la redacción de un tratado para combatir la pesca ilegal e irregular en el mundo, se anunció hoy en esta sede de la ONU. El texto cuenta con el respaldo de 91 países y debe convertirse en el primer instrumento de carácter global en la materia.
En el Acuerdo los países se comprometen a tomar una serie de medidas para dificultar la entrada en sus puertos a los pescadores que se dedican a la pesca INDNR. Entre sus puntos principales, incluye: • Los barcos de pesca extranjeros que pretendan atracar estarán obligados a solicitar permiso con antelación en una serie de puertos especialmente designados, transmitiendo información sobre sus actividades y el pescado que llevan a bordo. De esta forma las autoridades tendrán oportunidad de detectar las actividades ilícitas de forma anticipada. • El tratado obliga a los países a inspecciones regulares y establece una serie de normas a utilizar durante estas inspecciones. El examen de la documentación del navío, de sus aparejos de pesca, de las capturas y del libro de bitácora puede a menudo desvelar si ha realizado actividades de pesca ilícita. • Los países firmantes deben garantizar que los puertos y los inspectores cuentan con el equipo y la formación adecuados. • Cuando a una embarcación se le niegue el acceso, los Estados rectores de los puertos deben difundir esa información públicamente y las autoridades nacionales del país de pabellón del navío deben tomar las medidas consiguientes. • El tratado pide la creación de redes para compartir la información que permitan a los países tener los datos sobre los barcos asociados a la pesca INDNR, y también prevé ayuda para que los países en desarrollo con escasos recursos puedan cumplir las obligaciones del acuerdo. Estas medidas se aplican a los barcos de pesca extranjeros que están bajo una bandera diferente a la de los Estados rectores de los puertos (ver definiciones más adelante), sin embargo los países pueden aplicarlas a sus propias flotas pesqueras sí así lo deciden.
El instrumento busca bloquear el ingreso de las capturas ilegales al mercado y terminar con la pesca sin licencias, el uso de aparejos no autorizados, la violación de las vedas estacionales, las faenas en zonas cerradas y la extracción de especies prohibidas o por debajo de las tallas establecidas. Se prevé que el tratado sea examinado por el Consejo de la FAO a fines de septiembre y se espera que el tratado reciba la aprobación formal en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación que organiza la FAO en Roma a mediados de noviembre, y entrará en vigor un mes después de ser ratificado por 25 estados.