• El Faro de la Cerda acogerá en 2010 el Centro Internacional de Tecnología y Administración Portuaria (CITAP)
El Centro Internacional de Tecnología y Administración Portuaria (CITAP), comenzará a funcionar el año que viene y centrará su actividad en la formación, con máster, cursos de experto y especialización y pasantías, y en la investigación y el desarrollo. El centro es una iniciativa impulsada por el Puerto de Santander, Puertos del Estado, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), la Universidad de Cantabria (UC) y el Gobierno regional. El CITAP desarrollará su actividad en dos aspectos fundamentales: el formativo, para la creación y capacitación de capital humano, y la investigación y el desarrollo, para generar y difundir conocimiento. En el ámbito de la formación, el CITAP articulará el desarrollo de las actividades que se realizan en el Aula del Mar Rector Jordá, que ya promueven las dos universidades (UC y UIMP), la Autoridad Portuaria y Puertos del Estado. Así, habrá doctorados, máster, cursos de experto y de especialización, actividades de formación continúa y, además, se facilitarán pasantías y prácticas profesionales. En cuanto a la I+D+i, este centro promoverá la creación de un Foro de Innovación, con el objetivo de que sea un punto de encuentro y difusión sobre las tecnologías en el sector portuario. También se constituirá una red de colaboración y asesoramiento internacional, sobre todo en el ámbito iberoamericano, para impulsar acciones innovadoras y el intercambio de conocimientos. El CITAP tendrá una sede física, que se emplazará en el Faro de la Cerda, y además se desarrollará a través de una plataforma tecnológica de e-learning en internet. Además de la sede del Faro de la Cerda, contará con nodos en diversos puntos de América, como Washington, Montevideo o Santiago de Chile. Este Centro Internacional de Tecnología Portuaria contará con la colaboración de entidades públicas y privadas, de forma que, además de las universidades, participarán el Instituto de Hidráulica Ambiental, la Organización de Estados Americanos, operadores portuarios, empresas de ingeniería y consultoría, proveedores y entidades financieras. El presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Christian Manrique, ha explicado que el CITAP nace para ser un operador "líder" en conocimiento en materia de puertos y para crear herramientas que modernicen la gestión de estas entidades. Manrique ha asegurado que este proyecto constituye una "apuesta de futuro muy importante". El rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana, ha subrayado que la iniciativa del CITAP reúne los valores acordes con el Campus de Excelencia Internacional que impulsa esta institución, junto a la UIMP y el Ayuntamiento de Santander. Ha recordado que el Campus de Excelencia Internacional tiene una de sus áreas "estratégicas" en la gestión y las tecnologías portuarias, un sector "fundamental" para la creación de riqueza. El rector de la UIMP, Salvador Ordóñez, ha manifestado que esta entidad académica se siente "muy a gusto" colaborando con este proyecto, "abierto" a Cantabria, España e Iberoamérica. "Vamos a colaborar con todas nuestras fuerzas en el desarrollo de este proyecto, que nos parece fundamental", ha apostillado. El presidente de Puertos del Estado, Fernando González Laxe, ha destacado que este ente y Fomento pretenden que, a través del CITAP, España se sitúe a la cabeza en cuanto a tecnología y cualificación portuaria. Ha confiado en que este centro se convierta en una "referencia" internacional, en los procesos de búsqueda de mayor eficiencia de gestión, integración de las relaciones puerto-ciudad y conexiones ferroportuarias. Ha explicado que el CITAP será un centro pionero a nivel estatal, sobre todo por su "carácter polivalente". El consejero de Industria de Cantabria, Juan José Sota, ha incidido en la importancia de esta iniciativa en el contexto actual, con la globalización y los avances tecnológicos. Las partes implicadas en la puesta en marcha del CITAP están ultimando los borradores de convenio, para firmarlo en breve y, a partir del inicio del próximo año, comenzar su actividad y fijar los calendarios de cursos. Aún queda por definir las aportación económica de cada uno de los impulsores de la iniciativa, aunque se iniciará la actividad con una partida de un millón de euros, que irá creciendo en función de la dimensión que tome el centro.