Nils Smedegaard Andersen
  • A.P. Moller-Maersk informó de una pérdida neta de 3.020 millones de coronas danesas, (402 millones de euros), durante el mismo período de 2008 había ganado 11.980 millones de coronas danesas (1.610 millones de euros)
  • Maersk ha recortado $ 1bn - $ 1.5bn en costes anuales a través de la eliminación de más de 6.000 puestos de trabajo y otras medidas
  • Los analistas esperaban pérdidas por valor de 2.910 millones de coronas

El consorcio danés, anunció hoy una pérdida neta semestral mayor a la esperada, al tiempo que advirtió que el resultado del segundo semestre sería similar. Maersk ha reducido más de 6.000 puestos de trabajo durante el último año y anunció sus planes para cerrar el astillero Odense en Dinamarca. La firma, que es un referente de la salud del comercio mundial, informó una pérdida neta de 3.020 millones de coronas danesas, frente a la ganancia de 11.980 millones del mismo período del año anterior. El presidente ejecutivo de Maersk, Nils Smedegaard Andersen, dijo que ve signos de mejoría pero explicó que para el transporte la recuperación será más lenta que para la económica global. "La economía global se mueve a una mejor situación. Prevemos mayor crecimiento y que lo peor haya quedado atrás", afirmó Andersen. "Las cifras no están tan lejos del consenso y hasta son mejores en algunos puntos", comentó Martin Munk, gerente de cuentas de Jyske Bank. Pero añadió que las expectativas "sombrías" para el segundo semestre presionarían a sus acciones. El conglomerado, que incluso abarca negocios minoristas, pronosticó en un comunicado que el resultado del segundo semestre estará "al mismo nivel que el del primer semestre". La crisis económica global tuvo un "impacto severo" en las actividad del grupo. "Las tasas de carga siguieron cayendo en el segundo trimestre, desde el mínimo récord en el primero, pero la curva se acható hacia fines del período", para Maersk Line. "Ahora se espera que la tendencia reverse, con incrementos de tasas, aunque modestos, en el tercer trimestre", indicó el consorcio. Los precios promedio del petróleo habrían de aumentar en el segundo semestre respecto al primero, añadió. Andersen fue "relativamente optimista" acerca de las perspectivas Maersk a largo plazo, argumentando que las medidas de reestructuración adoptadas durante la crisis han colocado al grupo para salir más fuerte que muchos de sus rivales. "Cuando los mercados vuelvan a la normalidad, vamos a estar entre quienes ganen dinero", dijo.