super maerks
El director ejecutivo de AP Moller-Maersk, Nils Andersen, dijo que el grupo está dispuesto a bajar los precios para conservar su cuota de mercado en el negocio de contenedores. "No vamos a permitir que nadie nos quite cuota de mercado sistemáticamente bajando los precios. Si todo se reduce a precios, estamos dispuestos a luchar", afirmó. Los comentarios fueron hechos en una conferencia telefónica con analistas el pasado viernes, y fueron recogidos hoy por el periódico con sede en Copenhague Dagbladet Børsen. Los analistas describen las palabras como una advertencia para ciertas navieras que podrían tener la tentación de inclinarse hacia una guerra de precios, para acaparar más cuota de mercado, dada su delicada situación financiera. El Sr. Andersen afirmó: "Nosotros no vamos a salir a competir agresivamente para ganar cuota de mercado, aunque podemos, porque es probable que estemos económicamente más fuertes que la mayoría de nuestros competidores. Sin embargo, no creemos que sirva a un propósito en un mercado en el que no hay demanda". "En todo caso, estamos recordando a las navieras que Maersk, tiene amplios intereses energéticos y podría darse ciertos lujos". "Es una advertencia directa a sus competidores europeos con dificultades financieras extremas", dijo un analista que pidió no ser identificado. Y agregó: "El comentario sería dirigido a empresas como Hapag Lloyd o Zim". Ambas navieras basan sus planes de futuro en ayudas públicas que les permitan continuar sus actividades. Al mismo tiempo, a modo de advertencia a sus competidores, Maersk anunció un incremento de tarifas en sus operaciones intra-americanas, que será efectiva el día 1 de septiembre. Su tarifa desde América del Sur a América Central, el Caribe y la costa oeste de América del Sur aumentará $ 150 por TEU, dijo la compañía. Del mismo modo, la carga desde América del Norte a la costa oeste de América del Sur, tendrá un precio superior en $ 300 por TEU, a partir del 1 de octubre.