soltando amarras
El grupo de construcción y servicios Acciona ha vendido el ferry 'Ciudad de Valencia' y negocia la venta de otros seis barcos de la naviera Trasmediterránea, de la que posee el 80%, dentro de una plan de ajuste para sanear la naviera, según confirmaron a Europa Press fuentes del grupo constructor de energía y servicios. Las mismas fuentes explicaron que la venta del 'Ciudad de Valencia' responde al plan estratégico de la compañía, que incluía la venta de algunos buques de su flota operativa, compuesta por 23 barcos, aunque no desvelaron el valor de la operación ni los ingresos que percibirá la compañía. "De los siete barcos puestos a la venta uno ya está concretado y los otros seis están en fase de negociación para en los próximos tiempos irse vendiendo uno a uno", explicaron. Según detalló una portavoz de la naviera, los seis barcos puestos a la venta, excluido el ferry ya vendido, dejaron de operarse a finales del año pasado y, aunque a día de hoy siguen a la venta, algunos están en "proceso de negociación" en el mercado internacional. Concretamente los buques a la venta son cuatro de alta velocidad (fast ferry), uno es un ferry y otro es un buque ro-ro. La compañía, que opera en el Estrecho con alta velocidad, ha reforzado su ofertas en Baleares con ferrys de mayor capacidad para sustituir estos buques por "temas de rentabilidad". Además, recibirá este año y el próximo dos buques de carga de nueva construcción, por lo que no renovará los contratos de tres barcos de carga fletados. Actualmente, Trasmediterránea tiene 23 buques operativos, entre barcos propios y fletados, de los cuales opera siete en régimen de 'leasing'. El plan de choque persigue que Trasmediterránea entre en beneficios en 2009 ante las malas perspectivas actuales del negocio de mercado de mercancías. La división de servicios logísticos y de transporte de Acciona ingresó 369 millones en el primer semestre del año, un 13,1% menos, de los cuales 239 millones de euros correspondieron a Trasmediterránea, y registró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de cinco millones de euros, frente a unas pérdidas de 34 millones de euros de enero a junio de 2008, tras conseguir reducir sus costes operativos en 64 millones de euros mediante ajustes de rutas.