japanese flag
Las principales navieras japonesas se están viendo fuertemente afectadas por la recesión, tal y como demuestra el hecho de que NYK y 'K' Line hayan predicho pérdidas para este año. Por el contrario, aunque MOL también ha tenido un significante deterioro de los beneficios en los seis primeros meses del 2009, todavía cree que es posible obtener un beneficio en el conjunto del año. Según MOL, el deterioro en las tarifas del transporte, la menor demanda, el retraso en la recuperación de las exportaciones de coches y el aumento en los precios del combustible son las principales causas de los resultados negativos registrados en la primera mitad del año. En total, MOL espera obtener un beneficio operativo de 525 millones $ (367,65 millones €) en este año. NYK Line espera tener unas pérdidas de 53 millones $ (37,10 millones €), mientras que 'K' Line espera que las pérdidas sean de 323,3 millones $ (226,4 millones €). La recesión ha afectado sobre todo a la demanda de muebles, materiales de construcción y bienes electrónicos en EEUU y Europa. NYK Line ha disminuido la expansión de su flota en un 15% y ha dejado varios portacontenedores inactivos.